A la situación crítica del sector, los peones de taxis suman denuncias por el aumento en los asaltos a choferes

El titular del gremio de los peones, Horacio Yanotti, dijo que se pasó de dos robos semanales a dos diarios. También destacó que pese a la apertura de actividades, hay una sobreoferta de coches y la situación del sector es “crítica”.

El titular del sindicato de Peones de Taxis, Horacio Yanotti, denunció hoy que desde que se inició la cuarentena impuesta por el gobierno nacional para evitar la propagación de coronavirus, la cantidad de robos a choferes aumentó y pasó de dos por semana a dos por día.

En declaraciones al programa El primero de la mañana, que se emite por LT8, Yanotti destacó que el incremento de robos a choferes de taxis se incrementó a partir de la implementación del aislamiento social obligatorio: “Lamentablemente sí, veníamos bien, con promedios muy bajos, pero desde el inicio de la cuarentena el porcentaje ha subido, pese a que hay más presencia policial en las calles”.

El secretario general del gremio de los choferes tildó al clima social de “enrarecido” y resaltó que si bien la policía “cuida que se cumpla la cuarentena” pudo haberse producido algún “descuido” en la realización de patrullajes.

“A lo mejor el patrullaje ha retrocedido y los habituales ladrones de taxis han aprovechando para delinquir. Nosotros estamos teniendo un promedio de dos asaltos por día”, se quejó el titular del gremio de peones de taxis.”Hay una sobreoferta de taxis y la actividad no ha crecido de acuerdo a nuestras expectativas”.

Yanotti comentó que se acababa de enterar de un robo a un chofer en la zona de Pellegrini y Alem. “Ahora voy a llamar a la empresa de radiotaxis a ver cómo anda el compañaero. Ese promedio para esta época es bastante alto. Veníamos de dos asaltos por semana y ahora estamos en casi dos por día”, se quejó.

Al trazar un panorama sobre la actividad, Yanotti explicó que “si bien hubo apertura, reabrieron los comercios en distintos horarios, el hecho de que no haya servicio de colectivos, lo cierto es que hay una sobreoferta de taxis y la actividad no ha crecido de acuerdo a nuestras expectativas. Así que estamos en una situación muy difícil, crítica. Fijese a qué extremo hemos llegado que tuvimos que repartir bolsones a los peones de taxis”.

Sobre si los peones habían cobrado sus salarios en tiempo y forma, el gremialista explicó que “la dificultad consiste en que lamentablemente no todos los titulares de taxis han pedido a la Ansés esta remuneración para sus empleados, por distintos motivos. Algunos no tienen los papeles en orden, hay trabajadores que no están bien registrados, hay un alto porcentaje de evasión. Sabemos que el taxista tiene un horario promedio de entre 8 y 10 horas diarias, pero algunos figuran como trabajando 4 horas entonces no alcanza a estar dentro de ese beneficio”.

Fuente: La Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *