A nueve años de la tragedia de Once, cinco condenados están presos y el motorman con libertad condicional

A nueve años de la tragedia de Once, ocurrida el 22 de febrero de 2012, cinco condenados están presos y con sentencia firme, luego de dos juicios, el conocido como Once I, que comenzó en marzo de 2014, y el Once II, que se inició en septiembre de 2017, mientras que el motorman del tren Marcos Córdoba está con libertad condicional.

La Justicia resolvió que fueron responsables de esta tragedia en la que murieron 51 personas y 789 resultaron heridas el motorman Córdoba; el empresario de Trenes de Buenos Aires (TBA) Sergio Cirigliano; y los exministros de Transporte de la Nación Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime.

Además, diez exintegrantes jerárquicos de la empresa TBA cumplen prisión domiciliaria.

En tanto, el exministro de Planificación Federal Julio De Vido fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión por defraudación contra la administración pública.

En el caso de Jaime, si bien está condenado, aún falta la redeterminación de la pena.

El primer juicio -Once I- comenzó el 18 de marzo de 2014 y se extendió por casi dos años, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 2 (TOCF2), integrado por los jueces Jorge Luciano Gorini, Jorge Alberto Tassara y Rodrigo Giménez Uriburu.

En Once I se juzgó la tragedia en sí con la consecuencia de muerte y lesiones y la posible la administración fraudulenta de la empresa ferroviaria Trenes de Buenos Aires (TBA) y la gestión estatal.

Durante su instrucción, incluso se procesó por falso testimonio a cuatro de los seis peritos que intervinieron en la causa que luego fueron absueltos.

De este juicio resultaron condenadas 21 personas -18 eran empresarios-, de las cuales todas están presas, entre ellos el motorman, Schiavi y Jaime.

La sentencia de primera instancia llegó el 29 de diciembre de 2015 y los fundamentos se conocieron el 30 de marzo del año siguiente.

La sentencia de segunda instancia fue el 8 de mayo de 2018, dictada por la Sala Tercera de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Juan Carlos Gemignani, Eduardo Rafael Riggi y Carlos Alberto Mahiques.

Con esta sentencia se confirmó el fallo de primera instancia en lo sustancial, pero se redujeron las penas de todos los condenados que, de todos modos presentaron recursos de amparo ante la Corte Suprema de Justicia.

En septiembre último, el motorman Córdoba, que había sido condenado a tres años y medio de prisión, recibió el beneficio de la libertad condicional, por lo que abandonó el penal de Marcos Paz.

El 22 de febrero de 2012 a las 8.33 el tren 3772 de la línea Sarmiento, concesionada por la empresa TBA, no detuvo su marcha en la estación Once y colisionó con los paragolpes de contención, provocando la muerte de 51 personas y heridas de diferente gravedad a otras 789.

Durante una pericia psicológica realizada en el marco del juicio, Córdoba dijo que había desactivado el freno de emergencia, conocido como hombre muerto.

El juicio conocido como Once II comenzó el 27 de septiembre de 2017 ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 4 (TOCF4), conformado por los jueves Pablo Bertuzzi, Guillermo Costabel y Gabriela López Iñíguez.

En ese segundo juicio, De Vido fue absuelto por el estrago, pero fue condenado por el delito de administración fraudulenta que pudo haber desencadenado la tragedia.

Como exministro de Planificación, De Vido tenía competencias sobre la secretaría de Transporte cuando ocurrió la tragedia.

Al momento del juicio, De Vido era diputado nacional, por lo que fue desaforado por la Cámara de Diputados excluyéndolo de la Ley de Fueros Nº 25.320.

El fallo del TOCF4 llegó el 10 de octubre de 2018 con la absolución de De Vido por el estrago ferroviario de 2012 y la condena a cinco años y ocho meses de prisión por el delito de administración fraudulenta, también con su inhabilitación a ejercer cargos públicos.

A finales de diciembre pasado, la sala III de la Cámara de Casación Federal confirmó la condena a De Vido, ante lo cual su defensa, encabezada por el abogado Maximiliano Rusconi, apeló con un recurso extraordinario presentado a principios de febrero.

Para Rusconi, De Vido “fue condenado con argumentos absolutamente contradictorios y con una pena absolutamente desproporcionada”, ya que a su entender todas las instancias judiciales intervinientes en el juicio Once II “no tuvieron en cuenta algo que ya está claro y es que el accidente se produjo pura y exclusivamente porque el motorman no aplicó los frenos en ningún momento cuando ingresó la formación a Once”.

Casación aún no resolvió la admisión del recurso y, en el caso de no admitirlo, Rusconi se presentará con un recurso de queja directamente ante la Corte Suprema.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *