A pesar de las advertencias, Uber decidió desafiar a la Municipalidad

La empresa internacional dio a conocer que funciona en Rosario, que el servicio es seguro y que los usuarios lo evalúan muy satisfactoriamente.

Pese a que el intendente Pablo Javkin advirtió el viernes que la actividad que desarrolla la aplicación Uber en la ciudad es “totalmente ilegal”, la empresa internacional redobló la apuesta y ahora desafía a la Municipalidad. La app está “funcionando” y que su operación es “normal”. Y fueron más allá: brindaron números ligados a la satisfacción de los usuarios y la “seguridad” de la prestación.

“De cada 10 personas que usaron Uber en Rosario desde el lanzamiento, tres son nuevos usuarios y siete ya habían utilizado la plataforma en otras ciudades”, dijeron.

La información podría leerse como una provocación luego de que Javkin recordara en las últimas horas que la Intendencia iniciará acciones judiciales contra ese servicio, que estuvo reclutando choferes y provocó la reacción de los taxistas rosarinos.

Pero la disputa no termina ahí. La app informó oficialmente que, hasta el momento, “la calificación promedio de la experiencia en Rosario es de 4,96 sobre cinco”.

Este diario accedió ayer a un escrito en el que la empresa busca diferenciarse de otros servicios de traslado de pasajeros, como los taxis, en virtud de su “seguridad”.

En el “statement” (declaración) de prensa enviado se puso de manifiesto que “para Uber la seguridad de todas las personas que utilizan la plataforma es fundamental, una prioridad”.

Según se especificó, “en Rosario, como en todas las ciudades de Argentina donde el servicio está disponible, la aplicación brinda a los usuarios información del socio o conductor previo a realizar un viaje, entre los que se encuentra el nombre, patente y modelo de vehículo. Además, incluye diferentes funciones para promover la seguridad de cada viaje”.

En efecto, Uber indicó algunas de ellas, como “cobertura de seguros de accidentes personales y responsabilidad civil a través de empresa de seguros Sura, en línea con la resolución 615/2019 de la Superintendencia de Seguros de la Nación para plataformas digitales”.

Por otro lado, la plataforma apuntó hacia los interesados de incorporar sus autos particulares al sistema. “Quienes se registran para manejar de forma independiente con Uber, deben presentar documentación para ser verificada, como la licencia de conducir vigente, el registro de antecedentes penales, la cédula y el seguro vigente del vehículo”. En ese sentido, se indicó que Uber “cuenta con tecnología de reconocimiento facial, que solicita de manera aleatoria a los choferes tomarse una foto para validar con registros existentes”.

Además, “los usuarios y socios cuentan con un área de soporte disponible las 24 horas para atender problemas o emergencias con un equipo dedicado a la investigación de incidentes, e incluye un canal para las solicitudes de información de las autoridades. Los viajes cuentan con la función de grabación de audio encriptada para que tanto quienes manejan como quienes viajan puedan registrar lo que sucede en el trayecto y enviar a soporte en caso de sentirse incómodos en el camino”.

En este sentido, “tanto usuarios como conductores pueden compartir en tiempo real la información del viaje con contactos de confianza”.

Luego de funcionar durante una semana y a pesar del secuestro de algunas unidades por parte de la Secretaría de Control municipal, el servicio de la aplicación Uber en Rosario se volvió a mostrar activo ayer.

Es que no solo fue declarado ilegal por el municipio, sino que es resistido por los representantes de los titulares y peones de taxis, además de los remiseros, quienes ve a la aplicación como sinónimo de precarización.

Pero si bien no se registraron agresiones por parte de estos conductores (en Capital Federal fueron cientas), el municipio siguió dando batalla y secuestró dos unidades de Uber (y otra de la rusa Maxim, que también tiene su app activa) durante las primeras jornadas luego del desafiante anuncio de la puesta en marcha.

Las detecciones sucedieron en avenida del Rosario y Lituana, en el marco de controles de rutina para remises ilegales. Los choferes fueron detenidos mientras llevaban pasajeros en el asiento trasero, que reconocieron ante los inspectores haber pedido el viaje a través de las plataformas y en algunos casos hasta mostraron capturas de pantalla como evidencia. Incluso uno de los conductores venía manejando con el celular apoyado en un soporte, como lo hacen los taxistas, con la app abierta. Otro directamente reconoció trabajar para Uber y dijo que la firma le había asegurado que estaban habilitados para circular. Era su primer viaje.

Pedido de sanciones

Los dueños de taxis solicitaron el pasado miércoles una modificación en el Código de Faltas para que se apliquen sanciones más duras a los automovilistas que trabajen con las aplicaciones Uber y Maxim. El pedido formal lo hicieron en la última reunión que mantuvieron con los integrantes de la comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal.

“La iniciativa no solo busca endurecer las penas para los infractores, sino también hacer un seguimiento de las causas que se inicien en el Tribunal de Faltas”, dijo Marcelo Díaz, referente de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar). Taxistas y remiseros protestaron contra Uber frente al Palacio Vasallo.

Fuente: La Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *