Alerta por la ola de estafas en cajeros automáticos con tarjetas clonadas en Rosario.

Ayer se conoció el caso de una mujer que fue víctima tras realizar una operación en Oroño al 1000. En el Centro Territorial de Denuncias hay más casos con la misma modalidad. Consejos para no caer en la trampa.

El director del Centro Territorial de Denuncias (CTD), Leonardo Baruca, brindó una serie de recomendaciones ante la ola de estafas en cajeros automáticos con clonación de tarjetas de débito.

La alerta por esta modalidad de delito se difunde luego de conocerse el caso de una mujer que tras realizar una extracción en un aparato de Oroño al 1000 descubrió poco después que le habían retirado todos los fondos de su cuenta. Se trató del cuarto episodio denunciado en los últimos días.

El titular del CTD, uno de los organismos oficiales donde se pueden denunciar distintos tipos de delito, remarcó que lo primordial en estos casos es que las víctimas presenten las denuncias cuanto antes ya sea en el mismo CTD o en las seccionales para que las fiscalía puedan investigar los hechos “para que si hay una banda o varias detrás de estos hechos puedan ser detenidos”.

El funcionario mencionó entre los puntos principales a tener en cuenta como para prevenir una estafa, la presencia de otras personas dentro del cajero o que esté merodeando.

“Cuando uno se dispone a realizar una operación en un cajero debe cerciorarse de que no haya movimientos extraños en torno al mismo. Y una vez que esté delante del aparato chequear que no haya ningún objeto ajeno al funcionamiento, por ejemplo en las ranuras”, manifestó Baruca.

“Además el usuario puede tapar con una mano los números de su clave mientras los está marcando en el teclado”, dijo Baruca, quien agregó que los más importante es “chequear en el home banking que no haya ninguna transacción extraña. Así, además de dar de baja la tarjeta se debe hacer la denuncia ante CTD o en la comisaría, para que la Fiscalía en turno pueda iniciar las actuaciones que correspondan como, por ejemplo, pedir al banco las imágenes de las cámaras del video”.

El último caso registrado tuvo como víctima a una mujer que luego de hacer una operación en un cajero ubicado en Oroño al 1000 descubrió que le habían robado 26.700 pesos. La víctima contó que el jueves pasado, alrededor de las 23.40, se dirigió al mencionado cajero para hacer una extracción de dinero de su caja de ahorros, y que antes de retirarse llegaron dos hombres a bordo de dos motos en actitud sospechosa, lo que le hizo temer que le robaran pero no sucedió ningún incidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *