Argentina-Marruecos: Un triunfo solo para la estadística.

El seleccionado argentino derroto por 1 a 0 a Marruecos en el partido final de esta fecha FIFA. En un cotejo mediocre el equipo argentino no logro imponerse nunca en el desarrollo del juego ante un rival que le manejo la pelota la mayor parte del tiempo, pero que careció de profundidad.

Las ráfagas de viento fueron un condicionante para el desarrollo del juego, haciendo imposible por tramos el dominio de la pelota, el equipo de Scaloni sin la presencia de Messi, recayó todo el compromiso de la creación de fútbol en Paulo Dybala, el ex Instituto nunca pudo convertirse en la usina de juego que la selección necesita.

Con un esquema 4-4-2, la Argentina casi nunca consiguió hacer pie en el encuentro, sumado a las extrañas condiciones climáticas que conspiraron para ver un duelo al menos decoroso, se sumó un juego trabado, deslucido y poco vistoso, con muchas infracciones y discusiones entre los futbolistas. Al árbitro Janny Sikazwe, de Zambia, le faltó imponer autoridad ante algunos cruces desleales.

Finalmente el conjunto de Lionel Scaloni se impuso con un gol de Ángel Correa cuando faltaban ocho minutos para el final del partido, muy poco para rescatar, solo el resultado favorable que permite enmendar en algo la pobrísima imagen dejada frente a Venezuela, mientras busca una identidad futbolística que no encuentra, el gran desafío será la Copa América en Brasil, con un equipo que esta lejos del juego ideal que pretendemos todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *