Bolsonaro no quiere “pelear con Argentina” y desea que con Fernández el país “acierte”.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó este martes que no quiere “pelear con Argentina” porque busca que Brasil haga “comercio con todo el mundo”, al tiempo que dijo desear que el país “acierte” en sus políticas con el Gobierno de Alberto Fernández.

Tras su decisión final de enviar a su vicepresidente Hamilton Mourao a la asunción del nuevo mandatario argentino, luego de varias idas y vueltas en las que incluso especuló con no enviar a ningún funcionario, Bolsonaro aseguró a la prensa brasileña que está “deseando que Argentina acierte”.

A su vez, el vicepresidente brasileño, general retirado Hamilton Mourao, afirmó este martes que Brasil y Argentina deben ayudarse mutuamente y atribuyó a la crisis argentina el bajo crecimiento económico de su país en 2019.

Lo hizo al hablar con la prensa luego de salir a correr por las calles del barrio porteño de Recoleta, en torno de la embajada brasileña en Buenos Aires, a donde llegó por decisión de último momento del presidente Jair Bolsonaro para asistir hoy a la asunción de Alberto Fernández.

“Muchas de las cosas que nosotros tuvimos este año en Brasil, de no haber alcanzado determinados niveles de crecimiento, son fruto de la crisis por la cual pasa Argentina, son dos países que deben ayudarse mutuamente”, dijo Mourao, citado por el diario O Globo.

“Es obvio que el gesto político del presidente fue enviar al vicepresidente para representarlo”, dijo Mourao, quien es considerado un conciliador que logró acercar a China a un gobierno alineado con Washington.

Según Mourao, “es obvio que (Bolsonaro) tuvo en cuenta que Argentina es el tercer socio comercial de Brasil”.

Mourao dijo que el canciller Ernesto Araújo y el futuro ministro de Relaciones Exteriores argentino, Felipe Solá, deberán reunirse “en su debido momento”.

Argentina es el tercer socio comercial de Brasil detrás de China y Estados Unidos pero es el mayor comprador de productos industriales brasileños.

La recesión argentina impidió, según los industriales brasileños, un aumento en las exportaciones de automóviles fabricados en Brasil, entre otros productos.

Fuente: Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *