Cambiemos Santa Fe: Halcones y Palomas

La política es el arte de lo posible, aplicable para cualquier gestión que se lleve adelante y de lo imposible; si se trata de acercar a personalidades totalmente opuestas.

En el Pro de Santa Fe se ha dejado al descubierto un malestar macerado durante mucho tiempo.

La intempestiva reaparición de Roy López Molina en el escenario político después de un retiro absoluto de casi dos meses, ha generado las más diversas reacciones, enojos y susceptibilidades.

Es archiconocida en los pasillos del mundo de la política en Santa Fe, las diferencias entre el Diputado Provincial, Federico Angelini, Presidente del Pro en Santa Fe y  el Edil rosarino Roy López Molina,  distancia que se ha vuelto, con el paso del tiempo, en insalvable y que se remite a cuestiones políticas, personales y dogmáticas.

Pasaban los días y nadie sabía el paradero de López Molina, no atendía el celular, no contestaba mensajes  y se tejían todo tipo de historias alrededor de su persona. José Corral aprovecho el momento para establecer vínculos imaginarios con Roy, encabezando una cruzada que se convirtió en clamor, primero para que participe y luego, para que formara parte de su espacio.

Un hallazgo, una de las pocas fotos donde se los puede ver juntos, muy allá en el tiempo.

Las informaciones iban y venían, con febril ansiedad, un ida y vuelta que generaba un desequilibrio peligroso dentro de Cambiemos.

Los operadores de confianza del Pro en Santa Fe, habían iniciado gestiones para que Gabriel Chumpitaz y Jorge Boasso jueguen una interna en Rosario para compensar la ausencia del concejal.

Empezó a flotar en el ambiente del Pro un sutil interrogante que nadie podía responder, ¿Porque casi no existían fotos de Roy López Molina y Angelini juntos? , rareza o confirmación que esta historia viene desde muy lejos.

Roy; hasta hace horas no iba a participar en nada, estaba afuera de todo, la llave del milagro por el cual imploraban en el espacio estaba en Balcarce 50, los popes de Cambiemos eran los únicos que podían cambiar una situación casi juzgada,  para que Roy jugará a la Intendencia de Rosario había que bajar de la candidatura a Gobernador a Federico Angelini y desde Buenos Aires  midiendo los escenarios, obraron en consecuencia.

Intentar ganar la Intendencia de la ciudad de Rosario es el principal objetivo de los estrategas políticos de Mauricio Macri,  por tal razón es un hecho que detrás de la decisión de Roy López Molina hay un empujón que tiene su origen en el mismísimo centro del poder de Cambiemos.

Y está claro, que le  brindaron todas las garantías que necesitaba el edil para desafiar el orden de poder instalado en Santa Fe, y sobretodo lo que más le preocupaba, evitar sus consecuencias.

El día jueves Rogelio Frigerio llegará a la Rosario y tratará de acercar las partes, ordenar si se puede la interna, atender a los heridos y principalmente dar una imagen de Cambiemos, lo más prolija posible.

La ruptura del Pro en Santa Fe es un secreto a voces, que será maquillada convenientemente y dejará a los dos actores políticos más importantes del espacio, conviviendo en veredas opuestas e irreconciliables. Cosas de halcones y palomas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *