Carrió transita la delgada línea de la irracionalidad.

Lilita Carrió suele provocar con sus denuncias o visiones apocalípticas por conveniencia,  reacciones en su contra, todas forman parte de un show que monta en cada aparición pública para estar en el centro de la escena siempre.

Esta vez a Lilita le fallo el sentido común, la decencia y la falta total de criterio al burlarse de la muerte. Los dichos que involucraron la memoria del ex gobernador José Manuel De La Sota generaron el repudio masivo, sin importar las banderas políticas, lo que se castiga aquí es la falta de respeto en la que incurrió de manera consciente.

Por lesa desafortunada frase, una de las hijas del ex gobernador y dirigente peronista pidió las disculpas públicas de la diputada nacional.

La diputada nacional de la Coalición Cívica Elisa Carrió dijo en Córdoba que “gracias a Dios se murió De la Sota”, pues en caso contrario “ahí sí sabrían lo que es una denunciadora”, aunque horas después sostuvo que “no quiso ofender a nadie” y pidió disculpas.

Esta declaración provocó una dura reacción de los parientes del fallecido dirigente y especialmente de una de sus hijas, la periodista Candelaria De la Sota, quien reclamó al presidente Mauricio Macri que “le pida a su socia política Elisa Carrió que se disculpe de inmediato conmigo y toda mi familia por la inmensa barbaridad que dijo sobre la muerte de mi padre”

Carrió hizo esta afirmación en la ciudad de Cruz del Eje, al participar de actividades en apoyo al candidato a gobernador y diputado radical Mario Negri.

Un día después de vincular con la banda narcocriminal Los Monos al ex gobernador santafesino Antonio Bonfatti, la diputada, en plena campaña política, la emprendió contra De la Sota cuando aludió a los que la señalan como “denunciadora”.

“Mirá, gracias a Dios murió De la Sota, porque ahí sí sabrían lo que es una denunciadora”, exclamó la legisladora, quien inmediatamente remató: “Lo que todo Córdoba tiene que plantearse hoy es quién maneja la droga a partir de ahora”.

Mas allá del juego político en que incurre Lilita para sacar beneficios para su espacio, lo imperdonable es que ocupe un cargo en el Congreso de la Nación, dista mucho su persona de los verdaderos valores que deben tener los representantes de un pueblo que no debe permitir nunca más, que actitudes como la de Carrio hoy, vuelvan a repetirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *