Central derrotó a Aldosivi con una goleada que sirve para ilusionar a sus hinchas.

El canalla venia en racha, un par de victorias, sobretodo la ultima ante River retemplaron el ánimo de los hinchas, esta noche en el Gigante de Arroyito lo visitaba Aldosivi rival directo en la lucha por la permanencia, un aditamento que obligaba al equipo de Cocca a buscar los 3 puntos.

El partido comenzó complicado para el canalla, la visita pareció acomodarse mejor al desarrollo del partido y generó peligro sobre el arco de Ledesma, ese permanente ida y vuelta que aceptó Central no le convenía porque no hacia pie en el partido, el equipo de Cocca solamente inquietó el conjunto visitante por intermedio de una corrida de Nahuel Molina que derivó en una gran respuesta del portero Pocrnjic

El lado izquierdo del canalla fue el lado donde mayores flaquezas mostraba y allí fue Rincón quien empezó a aprovecharlo al máximo. Primero complicó a Colazo, que apenas duró 22 minutos en cancha, y después a Almada, su reemplazante. El pibe metió una pifia tremenda, Ledesma dio un rebote largo y Andrada hizo el resto. El Tiburón se ponía en ventaja y otra a vez, sin jugar bien, el local debió remarla.

Pero la bronca del gol en contra duró solamente un par de minutos, pues tras un centro pasado de Molina apareció  solo el uruguayo Zabala por el otro lado y con remate seco, estampó la igualdad.

En el comienzo del complemento Central se volvió a mostrar errático. Sin embargo, Barbieri cortó un avance de Aldosivi y metió un pase bárbaro para Gamba. El delantero se encargó de amagar dos veces y sacó un derechazo inatajable para Pocrnjic, un gol que le daba la ventaja a Central y que llevaba tranquilidad a las tribunas.

Con la ventaja 2 a 1, Central ganó confianza y comenzó a jugar con mayor aplomo, cada pelota tuvo un destinatario correcto, el equipo de Cocca mostraba otra imagen, mucho mas acorde a la entregada en el Monumental de Nuñez ante River y ese mejor funcionamiento se vio plasmado en el resultado cuando Almada puso la cabeza a un centro de Gamba para anotar el tercero.

Aldosivi hizo ingresar al talentoso aunque muy discontinuo Ruiz por Fara, pero poco contribuyó a la causa de Hoyos esa variante porque al rato el uruguayo Ribas canjeó un penal por gol para su primer festejo con la camiseta auriazul y la frutilla del postre de una noche soñada la puso Ciro Rius cuando el un contragolpe marcó el quinto tanto canalla.

Central sumo su tercera victoria al hilo, derrotó por primera vez a un rival directo por la permanencia, sacó más ventaja en los promedios y quedó entre los diez mejores del torneo. El ultimátum de Cocca antes del partido con el Tomba dio sus beneficios, desde ese día los jugadores no pararon de crecer en el juego y lo mas importante conjugaron el verbo ganar como única palabra valida para poder construir este promisorio presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *