Central – Gremio, un nuevo empate pero con sabor distinto.

El debut copero del canalla estaba lleno de interrogantes. El flojo nivel en el torneo local, la sequía de victorias y la envergadura del rival del debut en la Copa libertadores hacían suponer una noche complicada.

Pero el fútbol siempre te de sorpresas, para los hinchas canallas que coparon el Gigante de Arroyito se encontraron con una pronta apertura del marcador, desborde de Leonardo Gil, centro preciso para la cabeza de Fernando Zampedri que anticipando al arquero abrio el marcador.

Central sin quererlo estaba arriba en el marcador, pero el trámite del partido prontamente lo ponía cara a cara con la realidad. El equipo de Portaluppi es un conjunto de buenas individualidades ensamblado en lo colectivo.

Enseguida Gremio empezó a manejar el partido, Maicon, Rómulo y principalmente Marinho, llenaron el césped con fútbol, rotación, pases al pie y circulación criteriosa de la pelota.

Ni Rinaudo ni Leonardo Gil hacían pie en esa mitad de cancha de propiedad del rival, Gremio se acerco con peligro al arco de Jeremías Ledesma, Luan y Felipe Vizeu desperdiciaron situaciones claras de gol.

Pero Everton en una jugada individual paso entre dos defensores del canalla y ya dentro del área, enfrento al arquero y su remate no pudo ser contenido por Ledesma y termino dentro del arco canalla, empate y algo de justicia en el marcador, Gremio era mas que Central en esos momentos.

Hubo tiempo para un par de aproximaciones de Central, un remate de Gil desde afuera del área que el arquero con esfuerzo mando al corner y un cabezazo de Zampedri que se perdió cerca.  Un primer tiempo jugado con intensidad, dinámica y vocación ofensiva de ambos equipos. Más allá de algunos errores fue una etapa signada por la sana intención de jugar de Central y Gremio que regalaron un partido entretenido.

El complemento  comenzó con las mismas ganas de ir para adelante aunque se tomaron mas precauciones a la hora de tomar las marcas.

En el primer tramo de la segunda etapa se pudo contabilizar un disparo colocado de Gil contra el palo izquierdo del arquero Víctor que la mando al corner.

Respondió promediando el segundo tiempo con un tremendo  remate del ingresado Matheu desde fuera del área, que Ledesma desvió con notable reacción,  al corner.

Los últimos quince minutos fueron mas de control de pelotas, Central y Gremio se conformaban con el empate hasta que sobre el final el ingresado Jean Pyerre metió un tiro libre que pego en el travesaño y dejo en trance los corazones de los hinchas canallas.

Se fue el partido, Rosario Central conseguía un nuevo empate, aunque no se corto la racha de no conseguir victorias, evaluando la importancia del rival, y siendo un debut copero, el gusto de este resultado no deja de tener el buen sabor de haber dado un pequeño paso adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *