Central jugó como nunca en el torneo y terminó como siempre, empatando.

Rosario Central necesitaba imperiosamente sumar de tres, el rival; Racing Club era un difícil escollo por delante, en el arranque fue un partido estratégico con ambos equipos moviéndose cuales piezas de ajedrez en el campo de juego. El canalla en el comienzo del partido fue mas activo y ambicioso, la academia de Avellaneda, en cambio, mas  estático y expectante.

Central hizo el mejor partido de este torneo de Superliga, la mitad de la cancha fue un motor que anulo al equipo de Coudet y manejó -por momentos- a su antojo el encuentro. Ese dominio se tradujo en ventaja cuando a los 13 minutos, Ciro Rius alargó la pelota para la subida de Nahuel Molina pase al medio del área y Lucas Gamba de frente al arco derrotó totalmente a Arias para decretar el 1 a 0.

Racing carecía de fútbol, la mitad del campo intentaba una presión estéril sobre el rival además Barbona y Zaracho no gravitaban en la construcción de juego dejando muy aislados adelante a Cvitanich y Lisandro López.

Pero ese control del local se derrumbó a los 21 minutos cuando en una de las esporádicas llegadas de Racing, Lisandro López ingresando al área por izquierda, coloco la pelota por encima de Ledesma, palo y empate, injusto por donde se lo mire. El equipo de Coudet se estaba llevando un premio exagerado de acuerdo a lo hecho en el cotejo.

Casi sobre el final de la primera etapa otra vez Rius estuvo muy cerca de marcar tras otra mala salida de la defensa de Racing que le entregó al ex Defensa y Justicia el segundo en bandeja. El remate del volante se fue contra el palo izquierdo del arquero Arias y con el las ilusiones del canalla de irse ganador al vestuario.

El complemento fue un calco del arranque del encuentro, Central salió entonado a jugar esta etapa y en solo 5 minutos le generó tres jugadas claras de gol, primero un cabezazo de Novaretti (de gran partido) que con esfuerzo saco el portero de Racing. Luego Ciro Rius y Lucas Gamba tuvieron la posibilidad de marcar, la mala fortuna y la falta de puntería hicieron el resto.

Racing dio muestras de estar en partido recién a los 10 minutos cuando el ingresado Matías Rojas ejecutó un tiro libre en las inmediaciones del arco de Ledesma y su remate encontró el travesaño cuando el portero canalla estaba totalmente vencido.

Desde los 15 minutos hasta el final fue un monologo del equipo de Diego Cocca, rotación, buena circulación, movilidad permanente fueron las razones de ese abrumador por momentos, dominio del local. Las jugadas de gol se sucedieron solamente contra el arco de Gabriel Arias, un cabezazo de Riaño se fue muy cerca, Caruzzo de cabeza tras centro de Rius estrelló la pelota en el horizontal del portero chileno.

Hubo tiempo para que Sigali evitara la conquista de Central sobre la línea, El uruguayo Zabala-que ingresó en la mitad de la etapa- reventó el palo derecha desde inmejorable posición con el arquero totalmente vencido. Cuando se iban los 6 minutos de adición que tuvo el cotejo, Gabriel Arias se hizo inexpugnable al evitar en dos ocasiones  seguidas el gol de central ante rivales en la mismísima puerta de su arco.

El partido se fue en medio de la bronca de los hinchas que colmaron el Gigante de Arroyito, el aplauso entregado fue un reconocimiento al rendimiento del conjunto de Cocca que hizo todos los meritos posibles para llevarse el triunfo, lamentablemente para Central terminó otro partido en empate, aunque esta vez se irán tranquilos porque el canalla jugó su mejor partido como para intentar romper con el maleficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *