Central perdió con Gremio y comprometió su futuro en la Copa.

Central tenía por delante un desafío que pintaba imposible, jugar en Porto Alegre frente al difícil Gremio con muchos juveniles y con la obligación de ganar para seguir con posibilidades en el grupo H de la Copa Libertadores.

La decisión de Diego Cocca de colocar un equipo alternativo le valió muchas críticas al entrenador de parte de los hinchas, preservar algunos jugadores habitualmente titulares fue una medida al menos cuestionada.

El partido como era de suponer arrancó con dominio para el conjunto local, dibujos tácticos similares presentaban ambos equipo, la diferencia la marcaban el peso de los jugadores en la mitad de la cancha, Henrique, Maicon y Tardelli que superaban sin mucha dificultad a Villagra, Ojeda y Pereyra. Allí empezaba a establecerse una clara diferencia entre Gremio y Central.

Por la izquierda Everton era una pesadilla permanente para Nahuel Molina, en una de esas incursiones el hábil delantero desbordo una vez mas a su  marca y su centro al área encontró libre a Jean Pyerre que con toque corto batió totalmente a Ledesma. Uno a cero un resultado que al menos marcaba algo de justicia por lo hecho por ambos equipos.

Central hizo muy poco en esa primera etapa, solo las buenas intenciones de Pereyra, Barrera y el chaqueño Herrera, muy escaso aporte para esperanzarse en revertir el trámite y el resultado adverso.

El canalla pagaba caro en el marcador y en el juego la audacia de jugar con tantos juveniles este partido decisivo.

En el inicio del complemento Central comenzó sufriendo, lo tuvo Andre pero el defensor de Central lo evito en la boca de su arco. Al rato otra vez  el partido vio en acción a Everton apilando rivales, un rebote le quedo a Leonardo desde la puerta del área cuyo potente remate se fue apenas arriba del horizontal del arquero canalla.

Central iba a buscar el empate descuidándose atrás, en una corrida Andre se llevo la pelota desde su sector defensivo hasta área contraria, a unos 20 metros saco un gran remate que se fue cerca del travesaño.

Un par de minutos después Gremio empezaba a liquidar el partido, desborde de Jean Pyerre por izquierda, supero con facilidad a Molina, centro corto para Leonardo que solo tuvo que empujarla al gol a pesar del esfuerzo de Ledesma por evitar la conquista. 2 a 0 un resultado irremontable para el Central que visito el Gremio Arena.

Después del segundo gol el local planchó el encuentro, hizo correr la pelota y el reloj, la monotonía dominaba las acciones hasta que el Chaqueño Herrera con un cabezazo al arco obligó a una respuesta de Victor que evito el gol del descuento mandando el balón al corner.

A los 37 minutos del complemento se termino el partido, llegaron tocando por el medio los volantes del Gremio, toque corto de Allison para Leonardo que desde fuera del área la clavo abajo contra el palo derecho de Ledesma, golazo para ponerle un moño a la victoria del local. 3 a 0 asunto concluido.

Hubo tiempo solo para el gol del honor, el descuento llego sobre el final del partido por intermedio de Jonás Aguirre que recibió solo en las cercanías del arco de Victor para clavarla arriba contra el parante derecho.

Central se llevo desde Porto Alegre una derrota previsible, por el equipo que dispuso en el campo para hacer frente al cotejo y que lo deja prácticamente afuera de la Copa, el canalla suma una nueva frustración y quedo inmerso en la tristeza de no poder torcer la historia de su presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *