Central rescató un empate de su difícil incursión santiagueña.

Rosario central llegaba al estadio Alfredo Terrera de Santiago del Estero para disputar un partido comprometido, pues el Central Córdoba de Gustavo Coleoni había levantado mucho su rendimiento en las ultimas fechas permitiéndole de esa manera salir de la zona de descenso directo, para el canalla el local era un rival directo en la pelea por la permanencia.

El partido comenzó trabado, con mucha disputa del balón en la mitad de la cancha, lleno de imprecisiones en ambos lados, el canalla intentando manejar la pelota a través del buen pie que poseen tanto Leonardo Gil como el juvenil Joaquín Pereyra, quienes tuvieron una férrea oposición en Galeano, Gallucci y sobretodo Melli, quien se erigió en el estandarte del conjunto santiagueño en el arranque.

Las jugadas de riesgo escasearon por lo fragoroso y errático del juego, y las acciones aparecieron por errores propios, como esa salida equivocada del arquero Diego Rodríguez con los pies que terminó rebotando su remate en el cuerpo del delantero Ribas y por poco no fue directamente adentro de su arco.

Mas tarde Nahuel Molina salio manejando la pelota con criterio, metió un gran pelotazo para Gamba a espaldas del defensor Quilez y su disparo ante la desesperada salida del arquero local se fue desviado por poco. Central Córdoba respondía con la “polenta” ofensiva de Herrera y la enjundia de Melli, en una de esas incursiones lo tuvo precisamente Herrera pero Jeremías Ledesma contuvo bien el disparo cruzado del delantero.

Al rato Sánchez desbordó la marca de Novaretti y su centro que buscaba la cabeza del ariete local Herrera fue magistralmente resuelto mediante una gran reacción del portero canalla que evitó con un manotazo salvador, lo que iba a ser una casi segura caída de su valla.

Se fue la primera etapa consumida por la entrega física de los equipos, el reducido tamaño del campo de juego conspiró también contra una mejor puesta en escena del encuentro, el empate al cabo de ese primer tiempo fue justo, si se tiene en cuenta lo hecho por ambas divisas.

El complemento tuvo emociones de entrada, primero Herrera fue a disputarle una pelota a Novaretti y Barbieri, chocaron entre ambos y el balón le quedo servido al delantero cuyo remate fue atajado de manera providencial por Ledesma que milagrosamente salvo su arco.

Había mas fluidez en la mitad de la cancha para que el cotejo se hiciera de ida y vuelta, lo tuvo Central por intermedio de Ribas y su remate fue devuelto con las manos sobre la línea por el “Ruso” Rodríguez. Pero el arquero tenia preparada una sorpresa para el canalla cuando un tiro al arco del uruguayo Ribas fue hacia su cuerpo y el portero que daba la sensación que tenia todo controlado terminó haciéndose un gol en contra, para permitirle a Central ponerse arriba en el marcador por 1 a 0.

Central Córdoba se desespero en la búsqueda del empate, se fue hacia el campo canalla con ganas pero sin ideas, dejando espacios para el contragolpe de Central, en una de esas respuestas fue Ciro Rius quien probó  a Rodríguez quien esta vez con esfuerzo mandó al corner la pelota.

El partido parecía controlado por el canalla hasta que una jugada encabezada por Marcelo Melli derivó en un pase hacia la puerta del área contraria para la llegada libre del paraguayo Vera Oviedo quien con impresionante remate la colgó del ángulo derecho de Ledesma para establecer el empate.

De inmediato lo tuvo Miracco y su disparo encontró una vez más una extraordinaria respuesta de Ledesma que con mano derecha volvía a evitar una nueva conquista del local. Central a esa altura del encuentro acusaba el desgaste físico y el equipo de Coleoni se le fue encima al canalla empujado por su gente y por el envión anímico que había generado la igualdad.

El final del partido fue un sufrimiento para el equipo de Diego Cocca, el canalla solo aguantaba cada embestida del rival que se mostraba mucho más entero físicamente, Ledesma fue el gran responsable para mantener la paridad en el resultado, por sus manos Central se llevó de un difícil escenario futbolístico el premio de un valioso empate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *