“China está ayudando al mundo a ganar tiempo para encontrar una cura”, dijo funcionario

El encargado de negocios de la Embajada de China en Buenos Aires, Xiaolin Wang, dijo que la Argentina está “muy bien preparada” contra la epidemia de coronavirus, consideró que su país está haciendo un “manejo responsable y transparente” de la emergencia, y que con las estrictas medidas de control y cuarentena para aislar el virus “está ayudando al mundo a ganar tiempo para encontrar una cura” a la enfermedad.

En la embajada del barrio porteño de Saavedra, el funcionario contó que ya mantuvo “una reunión muy importante” con el ministro de Salud, Ginés González García.

También remarcó que hay muchos factores locales que dificultan la llegada del virus, entre ellos que nuestro país está muy alejado del epicentro del contagio, que no hay vuelos directos a China y que el calor no favorece la propagación de la enfermedad, originada por el ahora denominado virus COVID-19.

“El gobierno argentino está tomando los recaudos necesarios, hay medidas dispuestas en los aeropuertos y hay protocolos en los hospitales, que se activan ante cualquier sospecha mínima”, señaló y confirmó que “no hay ningún caso sospechoso de coronavirus” en este momento en el país.

“Como embajada emitimos recomendaciones a la comunidad china local, a los empresarios para que reagenden sus viajes a China, y a los que se encuentran allá, para que reprogramen su regreso a la Argentina” explicó.

También recalcó que el consejo es que si alguien viajó a China “se tome dos semanas de observación en su casa”, sin contacto con otras personas, para estar seguros de que no presentan síntomas.

También explicó que abrieron una lista en la embajada para que se inscriban quienes hayan viajado a Wuhan (capital de la provincia china de Hubei, epicentro de la epidemia), pero no se ha registrado a nadie. El funcionario habló además del manejo de la emergencia en su país.

“En la reacción contra la epidemia, el gobierno chino ha mostrado una extraordinaria capacidad de movilización de recursos y personas” sostuvo, y recordó que se llevaron 11 mil médicos de distintas provincias de China a las zonas más afectadas, se construyeron 2 hospitales con 2600 camas en solo 10 días, más otros 11 hospitales de campaña (8 listos y 3 en preparación) que aportarán más de 10.000 camas extras.

Wang mencionó que días atrás la agencia Bloomberg tituló ‘China sacrifica una provincia para salvar al mundo del coronavirus’, y consideró que “no cualquier gobierno hubiera puesto en cuarentena a una provincia con 59 millones de personas, casi la población de toda Italia, para evitar la propagación del virus”.

Sin embargo, aclaró que la cuarentena “no significa que la gente no puede salir, sino que los que presentan síntomas sospechosos deben ser hospitalizados” y el resto limitar al mínimo el contacto con otros.

“Fuera de China hay mucho pánico, pero adentro hay más calma y confianza, porque la gente ve que el Gobierno está tomando medidas fuertes y efectivas”, subrayó.

Según datos oficiales, resaltó que hasta el 11 de febrero (hora de Beijing) hay 44.653 casos confirmados en toda China continental, 1.113 muertes, y 4.740 curados. “Hubo un aumento exponencial de las personas curadas y ya son 4 veces más que los casos mortales”, afirmó.

También destacó que si bien los datos de febrero marcan que “crecen los contagios en Hubei y allí se concentran la mayoría de las muertes, fuera de la provincia fueron en descenso por 8 días consecutivos, con una disminución cercana al 40%“.

En su análisis, comparó los 24 países afectados hasta ahora por el virus, en los que se reportaron cerca de 440 casos, con los 214 países y territorios afectados por la gripe A en 2009 (incluida la Argentina), con tasas de mortalidad mucho más altas.

“Podemos decir que el gobierno chino actuó con responsabilidad y transparencia, dando las cifras diariamente. Si hubiéramos ocultado las información, la epidemia sería hoy mucho más grave”, indicó.

Además, destacó que “a los 7 días del descubrimiento de los pacientes infectados, China identificó el genoma y lo compartió con otros países y con la Organización Mundial de la Salud (OMS), y sobre esa base todos trabajan juntos para buscar una vacuna y los medicamentos adecuados”.

En la misma línea, afirmó que “la OMS dijo que China estableció un nuevo estándar de las luchas contra una epidemia a nivel global” y aunque “muchas de esas medidas tal vez no podrían aplicarse en otros países” los chinos han demostrado “cómo evitar una propagación masiva en poco tiempo”.

Fuente: Agencia Télam


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *