Coca-Cola frena temporalmente sus anuncios en Facebook y en otras redes sociales

Coca-Cola anunció que, a partir del 1 de julio, dejará de mostrar sus anuncios en Facebook y otras redes sociales debido a las tibias medidas contra el discurso de odio.

Coca-Cola es otra de las empresas que está frenando su campaña de anuncios en Facebook. Sin embargo, la marca de bebidas también abandonará temporalmente su publicidad en el resto de plataformas sociales, incluyendo a Instagram y Twitter. Su decisión se hará efectiva a partir del 1 de julio y estará vigente por lo menos un mes, según informaron a través de un comunicado en su web firmado por James Quincey, CEO de The Coca-Cola Company.

El movimiento de Coca-Cola se debe, desde luego, al discurso de odio que impera en las redes, incluso en los propios anuncios. Y es que los responsables de las plataformas sociales no están tomando las medidas adecuadas para combatir el problema: “No hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales. The Coca-Cola Company detendrá la publicidad de paga en todas las plataformas sociales a nivel mundial durante al menos 30 días. Nos tomaremos este tiempo para reevaluar nuestras políticas publicitarias para determinar si se necesitan revisiones. También esperamos una mayor responsabilidad y transparencia de nuestros socios de redes sociales.”

Coca-Cola sigue los pasos de Unilever y Verizon

Como se mencionó anteriormente, son varias las empresas que tomaron el mismo camino de Coca-Cola recientemente. Una de ellas es Unilever, la cual es propiedad de diversas marcas como Holanda, Rexona, Dove, St. Ives, Hellmann’s, Lipton, Knorr, Popsicle y Vaseline, por mencionar solo algunas. “Continuar publicitando en estas plataformas en este momento no agregaría valor para las personas y la sociedad. Estaremos monitoreando y repensaremos nuestra posición actual si es necesario”, mencionaron.Facebook reforzará su política contra el discurso de odio, pero sus comunicados son insuficientes para las compañías

Verizon, uno de los operadores más importantes de Estados Unidos, también se bajó del barco de Facebook. Señalaron que sus anuncios dejarán de mostrarse hasta que la red social “pueda crear una solución aceptable” que los haga sentir cómodos. De hecho, resaltan que pudieron resolver una situación similar con YouTube. “Tenemos políticas estrictas de contenido y tenemos tolerancia cero cuando se violan, tomamos medidas”, declaró John Nitti, director de medios de Verizon.

Facebook, fiel a sus acciones tardías y desafortunadas, atendió el movimiento de sus socios rápidamente. Mark Zuckerberg aseguró que están ampliando su política de anuncios para “prohibir las afirmaciones de que las personas de una raza, etnia, origen nacional, afiliación religiosa, casta, orientación sexual, identidad de género o estatus migratorio específicos son una amenaza para la seguridad física, la salud o la supervivencia de los demás”. No obstante, las empresas como Coca-Cola quieren ver acciones efectivas, no comunicados que rara vez se reflejan en resultados reales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *