Copa América: Al equipo de Gareca no le costó ningún Perú ganarle a Chile y esta en la final.

El fútbol es el arte de lo impredecible y no deja de sorprendernos con sus sorpresas, en Perú aquello que andaba mal se enderezó en un pestañeo y lo que parecía sólido-Chile-como una roca terminó hecho añicos. Perú, de comienzo tambaleante y dubitativo, llegó a la final de la Copa América frente a Brasil, que se disputará el domingo, en Río de Janeiro. Chile, que amagaba con la tercera conquista consecutiva, tendrá que conformarse con el partido consuelo frente a la Argentina, pasado mañana, por el tercer lugar, en San Pablo.

Cambia. Todo cambia. Con un 3-0 rotundo. Si no que lo cuente el entrenador argentino Ricardo Gareca, que pasó de las feroces críticas a la que fue sometido después de la goleada sufrida ante Brasil, a este nuevo reconocimiento debido a otra gran campaña.

El seleccionado peruano sostiene un proyecto con Gareca y, pese a que a veces le cuesta marcar diferencias nítidas en el juego, los resultados lentamente van volviéndose a favor. Perú fue campeón en 1975, ante Colombia, en una Copa que no tenía sede fija. Desde entonces, sus mejores actuaciones fueron en la Argentina 2011 y Chile 2015, con dos terceros lugares.

Lo que resta de la Copa se definirá entre conocidos. Brasil goleó a Perú por 5-0 en la etapa de grupos. Y Chile… definirá el lugar con la Argentina, al que le ganó las dos últimas finales del certamen por penales, en 2015 y en 2016. El duelo por el tercer escalón del podio se jugará el sábado desde las 16, en San Pablo; la final se disputará el domingo, a partir de las 17, en Río de Janeiro.

Perú jugó el mejor partido del campeonato, con toque, rotación y juego asociado. El gol llegó tras un centro de Cuevas desde la derecha; Carrillo peinó la pelota y Flores, por la izquierda, anotó de zurda.

Cuando parecía que Chile emparejaba el desarrollo, el conjunto de Gareca amplió tras una floja y lejana salida de Arias y una perfecta definición de Yotún. Paolo Guerrero decoró el resultado tras eludir a Arias. A Chile no le salió ni el tiro del final: tuvo un penal por VAR para descontar, pero Vargas la quiso picar y Gallese tuvo tiempo para rehacerse y contener el remate.

Perú estará en la final del domingo frente a la selección local, sin importar lo que ocurra en el campo de juego esa tarde, para Gareca esto ya es misión cumplida, por los caminos de sus convicciones logró hacer historia , el fútbol a veces premia y regala a los tipos serios “el sutil mimo” de un merecido reconocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *