Copa América: Argentina ganó sin sobrarle nada y paso de ronda.

Era un partido terminal por lo que se jugaba, la selección argentina debía superar sus propios fantasmas y a un rival que era una incógnita como podía reaccionar ante las urgencias del equipo albiceleste.

Ya a los 3 minutos del cotejo, la inocencia defensiva de Qatar se cobró su primera víctima, un pase equivocado en la salida de los defensores de la selección asiática, fue interceptado por Lautaro Martínez, que solo dentro del área y con pierna izquierda batió totalmente al arquero Saad Al Sheeb de Qatar.

Argentina tenía salida clara, los volantes del equipo vestido de rojo dejaban jugar con tranquilidad a De Paul, Lo Celso y sobretodo a Messi. Por eso el partido tenía un claro dominador en el juego. Qatar además tenía numerosos inconvenientes de ordenamiento dentro de la cancha, algunos evidentes gestos de amateurismo en muchos de sus jugadores, así y todo, Argentina no podía lograr hacer diferencia en el marcador.

El gran problema de la selección de Scaloni en el partido era como hacer para retroceder en el campo sin quedar tan descompensado, con un solo volante de marca-Paredes- quien no siente demasiado esa función, el equipo quedó en varias oportunidades, muy quebrado a la hora de marcar.

Messi sobre los 20 minutos lo dejó solo a Agüero frente al portero de Qatar y su remate se fue cerca del parante izquierdo, avisos de fragilidad del conjunto árabe que le otorgaba todas las ventajas al conjunto nacional para que liquidara el encuentro.

Qatar con todas las limitaciones que tiene,  le manejo la pelota a la Argentina por pasajes del partido en esa primera etapa, la gran dificultad del equipo qatarí es la hora de defenderse, es allí donde otorga todas las ventajas mostrando su mayor fragilidad.

El segundo tiempo se caracterizó por el dominio constante de Argentina que no podía plasmar en jugadas claras de gol esa supremacía en el juego. Qatar ya no tenia control de la pelota, el desgaste físico le pasó factura, la dinámica del conjunto de Asia ya no fue la misma que la etapa inicial, ahí mismo la selección dirigida por Félix Sánchez, perdió peso ofensivo.

Solo faltaba que algún jugador de Argentina se iluminara para terminar de darle forma al resultado final y fue a los 36 minutos cuando en una corrida el “Kun” Agüero definió el partido con un remate cruzado contra el palo derecho de Al Sheeb.

Allí se terminó el encuentro, los minutos que quedaron por jugarse solo sirvieron para el disfrute de los hinchas en el Arena do Gremio y para que los jugadores se soltarán dentro del campo y jugaran con mayor tranquilidad.

Ganó Argentina, sin sobrarle demasiado, frente a un rival de pobrísimos recursos. Victoria al fin para terminar segundo en su grupo y para soñar con una próxima ronda mejor jugada y para esperar confiados que la categoría del equipo que todos esperan, por fin aparezca…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *