Copa América: Una nueva decepción Argentina, cayó ante Colombia por 2 a 0 sin atenuantes.

No iba a ser fácil en los papeles el debut de la Argentina en esta Copa América, su primer torneo oficial después de la frustración que significó la eliminación en octavos de final en el Mundial de Rusia.

Cambio de entrenador mediante, salida y entrada de Lionel Messi en el equipo, y algunos cambios que le impregnaron al equipo nacional aires renovados. Y no lo es este sábado en el estadio Salvador de Bahía frente a Colombia, en el debut por la primera fecha del Grupo B.

El equipo nacional le falta claridad para el armado de sus ataques y sufre cuando Colombia lo ataca sobre todo por la derecha. Así, mientras Argentina esperaba por Messi, Agüero y Di María, los dirigidos por Carlos Queiroz tuvieron dos oportunidades clarísimas para romper el cero.

La primera la desperdició Roger Martínez, que había ingresado a los 12 minutos en lugar de Muriel -que debió dejar la cancha tras una fuerte infracción de Leandro Paredes-; la segunda comenzó con un pase comprometedor de Armani para Otamendi, que perdió la pelota frente a Falcao y que terminó despejando Guido Rodríguez cuando el delantero colombiano buscó el pase para James Rodríguez.

Al cabo de la primera mitad, Colombia controla el trámite, con buenas labores de Cuadrado y Barrios en la zona de volantes y juega más cerca del arco de Armani que lo que Messi y compañía logran hacerlo frente al de Ospina. Prueba de ello fueron los disparos al arco: cuatro para los cafeteros y apenas uno para los dirigidos por Scaloni, que no encuentran el camino ni el funcionamiento para imponer su poderío ofensivo.

El ingreso de De Paul por Di María le imprimió durante unos minutos un poco más de vértigo al ataque argentino. Sin embargo, Colombia no afloja su presión sobre la salida y dificulta la conexión entre los defensores y los volantes.

Con De Paul pegado sobre la raya y buscando constantemente el desborde, y Messi asumiendo poco a poco el protagonismo, la Selección comenzó a ofrecer otra imagen. Paredes tuvo a los 58 una gran chance con un remate desde afuera, que Ospina debió esforzarse para controlar.

Muy cerca estuvo la Argentina de abrir la cuenta, tras una jugada de tiro de esquina a los 67, con un cabezazo de Otamendi, que Ospina sacó abajo de un manotazo y en la continuidad de la jugada se lo perdió Messi, con otro cabezazo desviado.

Pero en el mejor momento de la Selección, Colombia consiguió desahogo con un cambio de frente fenomenal de James Rodríguez que encontró bien parado a Roger Martínez, quien tras dejar en el camino a Saravia se acomodó para definir con tremendo derechazo cruzado y poner el 1-0.

El gol fue como un mazazo para la Selección, que terminó de concretarse cuando tras un desborde y centro de Lerma, el ingresado Zapata se coló entre los centrales argentinos para empujar la pelota sólo frente a Armani y liquidar el trámite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *