Coronavirus: desesperado relato de una joven tras la muerte de su abuela en un sanatorio rosarino

Su madre dio positivo de coronavirus y el resto de la familia fue aislada sin necesidad de hisopado, según le dijeron en su obra social. La salud de la abuela se complicó, necesitó internación y falleció. Denuncia que el hospital le dio mensajes contradictorios sobre el test y no les devolvieron las pertenencias.

Una joven hizo un desesperado y detallado relato de lo que su familia debió atravesar por un caso positivo de coronavirus, que derivó en el fallecimiento de la abuela. Según su testimonio, el hospital en el que fue internada la anciana dio mensajes contradictorios sobre el hisopado y denunció que no les devolvieron las pertenencias de la mujer.

“Quiero contar lo que nos pasó con el sanatorio Plaza de la ciudad de Rosario”, comienza el relato de Camila en su cuenta de Twitter. “Mi familia y yo arrancamos con síntomas el 26 de agosto, llamamos a nuestra obra social para que vengan y nos digan cómo seguir con todo esto”, continuó. Y agregó: “Nos dijeron que no era necesario que todos nos hisopemos”.

La joven señaló que “si uno daba positivo, teníamos todos”. Luego confió que “una semana después se lo hacen (el test) a mi mamá y dio positivo”.

“Veníamos bien, mi abuela venía bien hasta que el jueves 3 de septiembre empezó a agitarse, yo pensé que eran los nervios de estar encerrada y tener que pasar por todo esto”, describió la joven.

De ahí en más, comenzó el drama familiar: “Me quedé un rato con ella y se calmó, pero en la madrugada del viernes no pudo dormir, estaba muy agitada y le costaba respirar, entonces mi mamá llamó a una ambulancia”.

Camila contó que “a las 6:10 de la madrugada se la llevaron y nos dijeron que nos iban a estar informando cualquier cosa”.

“Cuando nos llaman nos dicen que le habían hecho análisis y habían dado bien, que le habían puesto oxígeno y corticoides, estaba estable y, atentos a esto, que le habían hecho un hisopado y en 4 días iba a estar el resultado”, destacó la chica. “Yo pensé: buenísimo, la nona vuelve”, confesó.

El desenlace estuvo muy lejos de ser ese: “A la tarde nos avisan que mi abuela había fallecido de un paro. No nos devolvieron nada de sus pertenencias. Llamamos para que nos den sus cosas pero nos dieron mil vueltas”, indicó.

Camila estableció que “lo peor de todo esto es que el viernes 11 de septiembre nos llaman para avisarnos que a mi abuela no le habían hecho hisopado, o sea que estuvo una semana tirada”. Y apuntó que “a sus cosas no las recuperamos más, no es la primera vez que pasa esto ahí”.

“Encima que no pudimos despedir a mi abuela, murió sola, estamos con un inmenso dolor y enterarnos de eso fue horrible. Por qué mierda nos mintieron con el hisopado? Para qué?”, se descargó la joven.

Camila cerró su relato con el mensaje “cuiden a sus viejos”. Inmediatamente, en las redes se sumaron comentarios de personas que habían pasado por la misma situación angustiante.

Fuente: Rosario3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *