Despertó el niño herido por una bala perdida: “Llévame a casa” fue el pedido de Benjamín al padre.

Despertó Benjamín, el chico de 8 años que fue blanco de una bala perdida cuando hacía el calentamiento previo de un partido de fútbol en el predio del club Paulo VI. Lo confirmó Javier, el papá del pequeño esta mañana, en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela.

“Nos llamaron y nos avisaron, a la una y media de la mañana”, contó Javier en declaraciones al programa Ricciardino 830, que se emite por La Ocho. “‘Te amo’, le dije ni bien fui a terapia, y el me contestó: ‘Yo también, llévame a casa’, me dijo cuando pude hablar con él”, añadió.

“Estoy tranquilo si esto sigue así, la unión de la gente, que toda la gente ore por mi hijo, en cada casa de familia hoy están hablando del nene. Todos hacen fuerza. El abrazo solidario. Esto une, llega y Dios, los médicos, los chicos que tocan bocina, los de seguridad, los enfermeros, todos oran y seguirán orando por mi hijo”, abundó muy emocionado Javier

El papá de Benjamín contó luego que el apoyo de la gente superó todas sus expectativas: “Gente que no me conoce, que hoy me conoce por los medios, se acercó a preguntar por él. Pasó esta desgracia, pero no me arruinaron la vida por alguien que se equivocó o es un ignorante. Tuve miedo, al principio non tenía tanta fe, yo llegué a esa fe porque vi. todo lo que se movilizaba. Ahora, me lo llevo caminando a Benja a mi casa”.

Javier comentó que se encontraba durmiendo junto a su esposa en la Traffic y que de pronto un golpe en el vidrio los sobresaltó: “Lo llaman de Terapia”, le dijo un guardia de seguridad. Y allí la angustia creció.

Por su parte, la directora del hospital Víctor J. Vilela, Viviana Esquivel, explicó que “pudieron descomplejizar a Benjamín, lo sacaron del respirador artificial y de a poco se fue contactando con sus papás, con el medio. Es un gran notición y ahora hay que esperar el día a día, ver cómo evoluciona clínicamente y agradecer el apoyo y la sensibilidad de toda la comunidad y poner en valor todo el trabajo del equipo médico y de todo el equipo de salud que pudo acompañar a Benjamín y a toda su familia”.

La profesional explicó: “El nene estaba en coma inducido. Empezaron a bajarle la medicación para que empiece a responder. Después evaluaron la tolerancia del nene respecto a la asistencia mecánica respiratoria y como era bueno empezaron a extubarlo. Pero esto es día a día, hay que esperar, hay que tener paciencia y mucha fe”.

Tras confirmar que Benjamín seguirá en terapia intensiva, Esquivel destacó que “todo el cuerpo médico va a estar pendiente de su recuperación. Cada minuto va a ser importante para su recuperación”.

Fuente: La Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *