Después de la durísima derrota Carrió tuvo un discurso cargado de contrasentido.

Después de consumado el triunfo de Schiaretti de manera contundente sobre el candidato de Cambiemos Mario Negri, Elisa Carrio en el bunker del espacio “Córdoba Cambia” le hablo a la militancia apostada allí y dijo que: “A pesar de la derrota “estamos débiles, pero somos fuertes”, manifestó la legisladora como tibio consuelo.

Su discurso tuvo un claro contrasentido con la realidad electoral donde Cambiemos padeció una terminante derrota, a pesar de ello, Carrió lejos de caer en las criticas lógicas por el traspié sufrido, valoró la participación del espacio y agregó: “Lo importante no es ser protagonista en los triunfos, porque Judas fue protagonista, pero el importante era Jesús”, afirmó, quien fue la que más acompañó a Negri durante la etapa de campaña.

“En el seno de Cambiemos ganó la decencia. Muchas gracias al pueblo cordobés. Perdón por las metidas de pata”, dijo a través de su cuenta Twitter, quitándole la real importancia  a las consecuencias futuras que puede generar a nivel nacional, este resultado adverso..

El pedido de perdón tiene que ver con sus expresiones en la localidad de Cruz del Eje cuando fue consultada por la prensa sobre su rol de denunciante de casos de corrupción y respondió: “Gracias a Dios que murió De la Sota, porque ahí sabrían qué es una denunciadora”, sobre ese dicho de la diputada, todos coinciden, tuvo repercusiones negativas en la decisión de muchos votantes que ayer se acercaron a los establecimientos educativos a emitir su sufragio.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *