Detienen a los responsables de una clínica tras 2 muertes y 36 contagios por coronavirus

El dueño y dos directores de la clínica privada Centro de Salud Norte, ubicada en la localidad bonaerense de Villa Adelina, fueron detenidos luego de establecerse que allí al menos dos pacientes murieron a causa de coronavirus y 36 personas se contagiaron.

Los tres responsables del centro médico fueron acusados del delito de “propagación dolosa de una enfermedad infectocontagiosa” y por “presunto homicidio doloso”, vinculado al incumplimiento de los protocolos de Covid-19, informó a través de un comunicado la Policía Federal Argentina (PFA).

Las detenciones estuvieron a cargo de agentes de la Dirección General de Inteligencia Criminal de esa fuerza.

La clínica había sido clausurada el 17 de abril por orden del Juzgado Federal 1 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado, por incumplir con las medidas de prevención establecidas en el decreto del gobierno nacional por la pandemia del coronavirus,

En la resolución, la magistrada también había dispuesto el allanamiento del lugar, el traslado de los pacientes a otras instituciones y la posterior clausura preventiva.

Además, Arroyo Salgado había ordenado que la medida se concretara luego de que las autoridades sanitarias de la provincia de Buenos Aires, en coordinación con PAMI y la municipalidad de Vicente López, trasladaran de manera urgente a los pacientes internados a hospitales de la zona y aplicaran el protocolo como posibles portadores de coronavirus, según la resolución a la que accedió Télam el día de la clausura.

Además, según el comunicado oficial de la fuerza de seguridad, se suma la sospecha de que las historias clínicas de los pacientes fueron adulteradas por los responsables del centro de salud y también de otras graves irregularidades.

“Se pudo comprobar que las autoridades de dicho centro de salud no habían comunicado esta situación a sus familiares, ni al personal de la cochería de sepelios contratada, cuyos dueños y empleada también resultaron contagiados”, resaltó el comunicado.

Asimismo, se destacó que una de las personas fallecidas, una jubilada de 65 años, no fue tratada por coronavirus ni se le realizó el hisopado en vida, pese a tener síntomas compatibles con la enfermedad, cuyo resultado se conoció post mortem, a partir del análisis ordenado por la jueza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *