Día Mundial de la Trombosis: En Argentina habrá charlas abiertas haciendo eje en la prevención.

La campaña por el Día Mundial de la Trombosis en Argentina tendrá como eje la prevención e incluirá charlas abiertas en todo el país, considerando que en el mundo una de cada cuatro muertes son causadas por eventos trombóticos, y algunos tipos de cáncer y enfermedades autoinmunes están asociados con un riesgo mayor de trombosis.

Así lo informó el Grupo Cooperativo Argentino de Hemostasia y Trombosis (Grupo CAHT), una sociedad científica sin fines de lucro que congrega a médicos, bioquímicos, biólogos y técnicos dedicados al estudio de las enfermedades de la coagulación de la sangre.

Diferentes actividades de difusión pública y capacitación médica tendrán lugar en Buenos Aires, CABA, Chaco, Córdoba, Corrientes, Mendoza, Misiones, Neuquén, Salta, San Juan y Santa Fe.

El Día Mundial de la Trombosis se celebra el 13 de octubre en homenaje al natalicio del Dr. Rudolf Virchow, pionero en el estudio de la fisiopatología de la trombosis.

La trombosis es la formación de un coágulo, sea en una vena o una arteria, que obstruye parcial o totalmente el flujo sanguíneo. Es el mecanismo que tienen en común el infarto de miocardio (IAM), el accidente cerebrovascular (ACV) isquémico y el tromboembolismo venoso (TEV).

Según explicaron, una vez generados, estos cuadros requieren atención médica urgente por la amenaza de discapacidad y el peligro de causar la muerte. A nivel mundial, los eventos trombóticos provocan el 25% de las muertes.

Si bien el infarto y los ACV son ampliamente conocidos, no ocurre lo mismo con el TEV. Sólo en Europa, medio millón de personas mueren a causa de TEV cada año; más que el conjunto total de decesos a causa del SIDA, cáncer de mama, de próstata y accidentes de tránsito.

Más de dos tercios de los casos de trombosis venosa se dan en los propios centros asistenciales, durante internaciones prolongadas o por cirugías inmovilizadoras, como reemplazo de cadera o rodilla, cirugía abdominal mayor y cirugías neurológicas, como las de cerebro o de médula espinal. Esto hace del TEV la primera causa de muerte hospitalaria prevenible.

Las medidas principales para reducir el impacto de la trombosis consisten en recibir un diagnóstico y tratamiento temprano en aquellas personas con síntomas, y llevar a cabo conductas de prevención en quienes no presentan síntomas pero que se encuentran en riesgo de sufrir este tipo de coágulos.

Los datos de la Dirección de Estadísticas e Información de la Salud, perteneciente a la Secretaria de Salud de la Nación, señalan que el 31,3 por ciento de las defunciones en Argentina en el año 2017 fueron ocasionadas por tumores malignos (62.731 pacientes) y enfermedades del corazón (44.425 pacientes). En muchos casos, esas muertes son el desenlace de un episodio originado por un evento trombótico, como ser infarto o tromboembolismo pulmonar.

Fuente: Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *