El abuso sexual contra niños es el “más impune” de los delitos, dicen los sobrevivientes.

En Argentina, “de cada 1.000 abusos, menos del 10 por ciento llega a conocimiento del Poder Judicial, y de ese acotado universo, solo 1 tiene condena. Podemos decir que 999 casos quedan impunes. Historias como la mía son una excepción”, dijo Sebastián Cuattromo.

El abuso eclesiástico fue noticia reciente debido al suicidio del sacerdote Eduardo Lorenzo, la condena al cura Néstor Monzón y la decisión papal de levantar el secreto pontificio en casos de pederastia, pero aún en este contexto, Sebastián Cuattromo afirmó hoy que la sociedad “protege a los agresores y desprotege a los niños”.

“Estamos muy lejos de haber transformado una sociedad que, además de patriarcal y machista, es adulto-céntrica”, dijo a Télam Cuattromo, quien fue abusado por un docente del colegio Marianista -del barrio porteño de Caballito- cuando tenía 13 años y, ya adulto, llevó su caso a la justicia.

Al usar el término “adulto-céntrica”, Cuattromo se reere a una sociedad que “deja desprotegidos a los niños y niñas víctimas y defiende corporativamente a los adultos agresores”.

El abuso sexual contra la infancia por parte de integrantes de la iglesia católica fue tratado por los medios de comunicación en los últimos días de la mano de tres hechos: en primer lugar, el lunes 16 de diciembre se suicidó el cura Eduardo Lorenzo, acusado de abuso contra al menos cinco niños y sobre quien pesaba una orden de detención.

Al día siguiente, el Vaticano anunció que el papa Francisco había levantado el secreto pontificio en casos se pederastia.

Fuente: Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *