El colchón es el producto que más se vendió en el último tiempo

Los precios van desde los 3 mil pesos y pueden llegar hasta los 150 mil en un tope de gama y tamaño. El material y la superficie lo convierten en un mundo aparte.

El mantenimiento del hogar fue una de las actividades que muchos rosarinos aprovecharon para matar el tiempo en esta pandemia de coronavirus. Aquellos y aquellas que tenían algunos ahorros para las vacaciones lo invirtieron para echarle una mano de pintura a casa, reparar alguna estantería o dedicarse a la jardinería. Y a la hora de descansar, el colchón se transformó en una cuestión crucial. Es por eso que la venta de colchones fue una de los insumos del hogar que más “tuvo movimiento” durante el invierno. Es que el deseo de descansar en una superficie saludable y reconfortante para reponer pilas no es una cuestión menor.

Así, al menos, lo confirman las casas de colchones de Rosario, las que aseguraron que durante estos meses de pandemia “hubo movimiento y consultas, y se vendió más que en otras épocas”. Los precios van desde los 3 mil pesos y hasta pueden llegar superar los 150 mil pesos dependiendo el tipo de plaza y calidad. También aclararon la edad, la contextura y hasta lesiones físicas suelen ser determinantes a la hora de elegir.

“Hubo movimiento y se realizaron muchas consultas. En octubre se vendió más respecto al mismo mes del año pasado, y también notamos que con el tema de la pandemia hubo mayor demanda. Con el tema de que tampoco hizo mucho calor, la temporada nuestra es invierno donde uno pasa más tiempo en cama, y más aún con esto de la pandemia”, señaló Alejandro, desde colchones Piero.

Respecto a la calidad a la hora de elegir un colchón saludable, apuntó que eso “es muy personal porque hay gente que le gusta más la goma espuma y otros que prefieren resortes”. A modo de ejemplo, señaló que “hay personas que le escapan al resorte y prefieren llevar goma espuma, mientras que otros eligen el sistema de resortes, que se vende muy bien por parecer más confortable a la hora de descansar”.

Las medidas son de una plaza (80×1,90), dos plazas (1.40×1,90) dos plazas y media (1,60×1,90×200) y king size (200×200). Los precios, dependiendo la marca y la calidad, oscilan entre los 2.900 pesos y hasta los 40 mil pesos de acuerdo a lo que ofrece Rosario Colchones, quienes apuntan que en esta pandemia “se vendió muy bien” y que “las familias aprovecharon para cambiar el colchón de sus hijos o los de dos plazas”.

Otras casas ofrecen precios que van desde los 10 mil pesos en una plaza y hasta 150 mil en el tope de gama y tamaño. En el caso de Piero, un conjunto (base y colchón) oscila los 21.500 pesos; en dos plazas se va a 33 mil o 25 mil si sólo se trata del colchón. En el caso de los productos de mediana y alta gama, en goma espuma van desde los 73.500 pesos y llegan a 150 mil pesos en resorte y tamaño king size.

En el caso de La Cardeuse, Andrea comentó que la venta “se mantuvo en el mismo nivel” respecto a octubre del año pasado, pero el aumento de precios incrementó la recaudación. Sin embargo, aclara que los productos que ofrece esta marca suelen acaparar la atención del comprador por tratarse de una gama de colchones de resortes enfundados, más allá de que la gama de goma espuma también suele tener salida.

“Los colchones de resortes enfundados ofrecen mayor cantidad, pero siempre está todo sujeto a la necesidad del cliente. En este tipo de colchones tenés fusión de suavidad, firmeza y alta densidad y, sobre todo, son simétricos (se pueden utilizar de ambos lados), lo cual hace a un factor de elección del producto”, explica. Y apunta que la diferencia de la venta de colchones con resorte respecto al de la espuma “es del 80 por ciento”.

Además, hay un dato. Los colchones suelen tener una durabilidad de entre cinco y 10 años años dependiendo de la calidad, aunque hay otros que también pueden durar “un año y medio”.

“Que sea simétrico (reversible) y la calidad del acero de los resortes influyen en la calidad a la hora de elegir un colchón, lo cual también influye en la durabilidad”.

Un informe realizado por el Ministerio de Desarrollo Productivo nacional precisó que en junio último, entre las actividades comerciales, “el rubro más dinámico fue el de venta minorista por Internet”, donde “más de la mitad de las firmas del sector duplicó sus ventas en términos reales”. También aumentaron sus ventas en comparación con el mismo periodo del año anterior los artículos del hogar, como muebles, colchones, electrodomésticos, pinturas, ropa de cama o mantelería.

Fuente: La Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *