El Concejo Municipal aprobó el presupuesto 2020 que incluye aumento de la TGI y una moratoria amplia.

En un gesto de austeridad, los ediles votaron bajarse el 30 por ciento los sueldos. También, le dieron al intendente la potestad de aumentar el boleto de colectivos cuatro veces al año, durante 24 meses.

En una sesión maratónica, el Concejo aprobó esta mañana el presupuesto 2020, que incluye el tope de la inflación para los aumentos de la Tasa General de Inmuebles (TGI) y una moratoria que incluye a las multas de tránsito, y también se le otorgó al intendente Pablo Javkin la facultad de aumentar el boleto de colectivos, sin tener que pasar con cuerpo deliberativo.

También se aprobó una baja de los sueldos de los concejales un 30 por ciento, en un greso de austeridad. La propuesta, presentada por la edila de Ciudad Futura Caren Tepp, desató la polémica, porque el recorte no alcanzó al personal político del gabinete del Concejo, tal como lo había propuesto el interbloque de Juntos por el Cambio.

“Se votó por unanimidad, que la política de el ejemplo en un momento de crisis con más facilidad de lo que se esperaba”, destacó al cabo de la sesión la presidenta del Concejo, María Eugenia Schmuck, y destacó: “No representa un ahorro importante, pero es un gesto que teníamos que dar cuando se le está pidiendo un esfuerzo a la ciudadanía”.

“Fue una sesión fructífera, con acuerdos impresionantes, es un buen comienzo para el nuevo tiempo en la ciudad”,

Los aumentos de la Tasa General de Inmuebles (TGI) se aprobó con el techo de la inflación que calcula el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), tal como lo había planteado el proyecto de Ejecutivo municipal.

“Fue una sesión fructífera, son impresionantes los acuerdos que se lograron, es un buen comienzo para el nuevo tiempo en la ciudad”, señaló titular del cuerpo deliberativo de la ciudad, y agregó: “Se logró unanimidad en varios de los mensajes, amplia mayoría en otros y modificaciones muy constructivas y responsables de cada uno de los bloques”.

“Llegamos a un presupuesto que la ciudad merece”, enfatizó Schmuck, en declaraciones al programa “Zysman 830”, que se emite por La Ocho, y destacó que los incrementos de la TGI no irán más allá de la tasa de inflación que calcule el Indec. “Todavía no conocemos las cifras, así que todavía no podemos conocer los aumentos”, advirtió.

Además de la baja de la dieta de los ediles, se aprobaron varios de los puntos propuestos en el proyecto de “reforma fiscal y política” de la concejal de Ciudad Futur Caren Tepp. Entre ellos, la la creación de un fondo municipal para la urbanización e integración de barrios populares con un fondeo inicial de 150 millones de pesos de base más el aumento al tributo de los bancos.

1- Creación de una nueva categoría específica de TGI para barrios privados

2- Aumento del Drei a los bancos

3- Nueva tasa a la transferencia de autos de alta gama

4- Tasa a la facturación de las empresas de internet

“Para nosotros y nosotras este es un pequeño gran paso en el camino de reconstruir la patria con la solidaridad, la justicia y la empatía como bandera, y también una reafirmación de que no olvidamos nunca de dónde venimos ni para qué estamos acá”, se entusiasmó Tepp.

Después de un cuarto intermedio y reanudaciones durante la tarde, finalmente esa comisión le dio el okey a los súper poderes del intendente.

En la primera parte de la sesión, que se extendió hasta las 7.28 de hoy, se abordó el pedido del intendente de poder continuar con las facultades que tenía Mónica Fein, que le permitían aumentar el boleto sin pasar por el Concejo y teniendo en cuenta el estudio de costos del transporte y variables económicas que mide el Indec.

En paralelo, en la comisión de Presupuesto se analizó a lo largo de toda la jornada el presupuesto municipal 2020 que ingresó la semana pasada al Palacio Vasallo.

Allí el nudo de la discusión se formó en torno al pedido de la gestión Javkin de recuperar la TGI en relación a la inflación acumulada del año, y en forma complementaria aplicar un mecanismo de actualización trimestral que estará atado al coeficiente del servicio de recolección de residuos.

Fuente: La Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *