El día después al cierre. Barajar y dar de nuevo, el desafío de reconstruir fortalezas.

Hasta anoche había tiempo para oficializar la inscripción de listas en el Colegio Electoral y en la medianoche del viernes había sido ante las autoridades partidarias de cada espacio.

Ya con casi todos los jugadores en la cancha, casi, porque quedan aún algunos por conocerse, lo más importante pasa por conocer cómo quedó el escenario a futuro, porque en las primeras horas posteriores al cierre es común encontrarse con heridos, descontentos y marginados, que alzan su voz, ante la falta de consideración de los dirigentes que no los tuvieron en cuenta.

En la Departamental del PJ en estos días se vivieron situaciones tensas que siguen replicando en palabras encontradas, la decisión sobre quienes ocupaban los primeros lugares genero momentos de dudas, acusaciones cruzadas y arreglos bajo cuerda. Nada nuevo, si se remonta a los escenarios de otros cierres dentro del Peronismo.

El acuerdo Perotti-Kirchnerismo del último jueves (el rédito político para el rafaelino aún está por verse) produjo un desbarajuste en la confección final del armado de la nómina para diputados provinciales. Unidad Ciudadana  se cobró el pacto con cuatro de los cinco primeros lugares,  tanto es así que Leandro Busatto encabeza dicha lista.

Los intendentes peronistas pretendían tener su representante en una posición expectante de la lista y se fueron despotricando la oportunidad negada, consideran que le dieron demasiados privilegios al kirchnerismo otorgándoles lugares que garantizaban la segura elección como diputados en los próximos comicios.

El tiempo dirá, votos mediante, si fue una buena decisión o no,  arreglar con Unidad Ciudadana, algunos dirigentes del espacio de Perotti lo consideraban necesario para debilitar a su oponente en la interna, porque estaban en conocimiento de gestiones de María Eugenia Bielsa para cerrar filas con el partido de la ex Presidenta.

La arquitecta Bielsa,  construyo su candidatura en base a su nombre, transformo su apellido en una preciada estampita donde reposan sus aspiraciones. “Nunca nos comunica nada, resuelve sola y después nos enteramos con suerte” rezongaba un viejo dirigente que suele acompañarla.

Existe mucho enojo entre sus seguidores por la designación de Marcelo Gastaldi como su armador político en reemplazo del histórico Oscar “El Ruso” Daniele, consideran que Gastaldi la aisló de todos y le hizo perder el contacto con la dirigencia.

En el armado de su lista de diputados para sorpresas de muchos, dejo afuera a Diego Giuliano, el ex concejal  que tiene una relación de amistad con Bielsa desde hace mucho tiempo, era un número puesto, que no fue tal, para ser fiel a su impostura, decidió por ella misma y sin importarle el escenario político y sus consecuencias.

Su forma de pensar hacen que su armado territorial sea inexistente, no logro anclaje representativo en muchísimos lugares de la provincia, en su propia ciudad, Rosario, dinamito el acuerdo con Ciudad Futura, Juan Monteverde le hubiera otorgado competitividad y cosecha de votos, en la lucha por la intendencia.

Sus modos de comportarse dentro del espacio no son las apropiadas, eso le ha valido ganarse antipatías, es un ave raris haciendo política, si logra imponerse con todo el peronismo en su contra habrá establecido una nueva manera de hacer campaña y sería una carta de defunción para los grandes aparatos que sustentan el éxito  de los candidatos.

En Cambiemos el mar de fondo sigue presente, a la fotos se prestaban todos el viernes en el lobby del Hotel Los Silos luego de una jornada extenuante, donde los operadores tuvieron que trabajar horas extras.

Roy López Molina  volvió a mantener en vilo el futuro del espacio en Rosario, esta nueva situación de debilidad del edil le ha hecho perder confianza entre sus seguidores y dirigentes del Pro. Muchos consideran que esta falta de fortalezas anímicas ante la adversidad le puede hacer perder votos de confianza en la gente.

Jorge Boasso fue quien mejor logró capitalizar la situación, no solo pudo torcerle el brazo a Roy en su pedido de lista única para Rosario, sino dejo flotando en el ambiente del Pro que está preparado para la pelea y que sus posibilidades de éxito crecen día tras día.

En diputados provinciales quedo todo ordenado tras el acuerdo Frigerio-Corral-Angelini-Galdeano, la lista se armó en consecuencia para respetar lo convenido, en partes iguales. Gabriel Chumpitaz encabeza esa nómina como lo había solicitado el Presidente del Pro en Santa Fe, y que fue una de las condiciones solicitadas por este al iniciar las negociaciones.

En el Socialismo solo se rubrico lo pactado, Bonfatti tiene organizada la tropa, las lista de diputados cuenta con las mayores posibilidades de llevarse una victoria. El control del congreso provincial es una de las metas perseguidas por el Frente Progresista, la presencia del gobernador Miguel Lifschitz encabezando la misma le otorga una impronta ganadora.

Lo acompañan integrantes del gobierno, ubico entre los diez primeros lugares a medio gabinete, asegurándose con esa decisión, lealtad y compromiso.

Hubo tiempo también para los buenos gestos, Miguel Capiello soñaba con intervenir en la interna por la Intendencia de Rosario. Pero las encuestas le daban la espalda, abdico sus ganas y se puso a disposición de la causa, será senador suplente por el departamento Rosario, donde Mónica Fein será la primer precandidata.

La ausencia de su mujer Clara García por una reelección  y la de  Rubén Galassi quizás llamo la atención. Aunque se pudo saber que los tienen pensados para ocupar cargos dentro de la nueva estructura de Gobierno si logran imponerse en las urnas en junio próximo.

Las cartas están en la mesa, empieza la verdadera campaña con cada partido atendiendo su juego, solo el peronismo tendrá internas, muchos santafesinos aventuran que, el ganador de Perotti-Bielsa, puede ser el nuevo gobernador de la Provincia.

En el Socialismo están confiados aunque algunos dirigentes de su espacio viendo el escenario actual provincial, no verían con malos ojos apuntar todos los esfuerzos para asegurar una victoria en diputados y para mantener el control de la ciudad de Rosario

En Cambiemos, hacen números para saber cuántos diputados pueden llegar a sumar, siete u ocho sería un buen número se confía uno de los más cercanos operadores en el hall del hotel santafesino el viernes pasado. De todos los escenarios que van a competir, Rosario es el que le abre las mejores sensaciones, la vuelta de Roy López Molina al ruedo reavivo muchas esperanzas dentro del partido.

La cuenta regresiva está en marcha, el 28 de abril es la primera cita, mientras se ponen en camino, para los espacios que aspiran a la casa gris de Santa Fe, es tiempo de recuperar dirigentes, dar explicaciones, reafirmar la fidelidad de voluntades, suturar las heridas que dejo el cierre de listas.

Barajar y dar de nuevo es el desafío que tienen por delante algunos espacios, para reconstruir fortalezas.

Por Sergio Alcázar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *