El sereno del camping del Sindicato de los Confiteros fue hallado sin vida.

El sereno del camping del Sindicato de los Confiteros fue hallado sin vida esta mañana en el interior de un auto. Tenía un disparo en una de las piernas y un torniquete. En el interior del vehículo había una escopeta. Se investigan las causas del deceso.

La víctima fue identificada como Pablo Salvador Ojeda de 69 años, padre de un policía, que trabajaba como cuidador nocturno en el predio ubicado en avenida de Circunvalación al 2400. Según las primeras pericias, se habría disparado en forma accidental.

Cuando la policía llegó al lugar constataron que dentro del automóvil Chevrolet Astra se encontraba el cuerpo sin vida Ojeda.

El fiscal Adrián Spelta, que llegó al lugar minutos después de que se hiciera el hallazgo, señaló que no faltaba ninguna pertenencia del occiso y descartó que hubiera sido víctima de un robo. “La hipótesis más fuerte es que se trató de un accidente, que estuvo maniobrando la escopeta y se le escapó un disparo”, precisó.

“Cuando hicimos las primeras pericias pudimos observar un impacto de bala en la pierna derecha, y un torniquete en la misma, la escopeta a unos dos metros del lugar del hecho y la sangre dentro del vehículo con lo cual nos hace suponer que todo sucedió en el interior del rodado”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *