El Socialismo y Cambiemos tienen una historia de Budines y Pan Dulce.

La concejal de la bancada macrista,  solicitó un informe para saber el destino y la administración de esa gran cantidad de alimentos adquirida por el municipio. Desde el oficialismo salieron al cruce.

El bloque Cambiemos y el socialismo volvieron a sacarse chispas en pleno escenario electoral por la compra de 340 mil budines y panes dulces que hizo el municipio para las fiestas de Fin de Año, a través de una licitación por un momento de 10 millones de pesos.

El informe fue presentado por la concejala macrista Germana Figueroa Casas, quien quiere saber el destino y cómo fue suministrada esa cantidad de alimentos administrada por la Dirección General de Gestión Territorial.

Por su parte, el oficialismo contestó que esa compra fue destinada a varias entregas de alimentos para aquellos vecinos de la ciudad en situación vulnerable. “Lo que se buscó fue pasar unas fiestas en paz, sin gente protestando en la puerta de los supermercados ni cortando calles, en un contexto muy complejo”, explicó el concejal socialista Horacio Ghirardi.

Este es el segundo cruce consecutivo en pleno año electoral teniendo en cuenta el proyecto presentado por la bancada de Cambiemos, que propone la penalización y multa para aquellos que realicen cortes de calle por protestas sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *