El tratamiento informativo sobre el coronavirus y las noticias falsas

“La circulación de información sobre el Covid-19 está tomando más cantidad de fuentes e identifica claramente esas fuentes, en su mayoría oficiales y verificadas, respecto del promedio de referencias y fuentes del resto de las noticias”, aseguró Becerra, doctor en Ciencias de la Información e investigador principal de Conicet.

En su opinión, esto es “un dato interesante que habla de un comportamiento responsable de los medios de comunicación”, aunque señaló un “tono de alarma” en el enfoque de la noticia que cree que es “no deseable pero sí lógico”.

Para Becerra eso no implica que no existan “excepciones” que conviene señalar y criticar de “prácticas que se alejan mucho del ideal periodístico, de noticias no chequeables, rumores convertidos en notas, opiniones sensacionalistas y operaciones de desinformación con manifiesto interés político-partidiario”.

“Pero no podemos tomar la excepción como norma y afirmar que todos los medios y todos los periodistas comparten estas prácticas dañinas para la salud pública, porque es injusto con la mayoría que trabaja a conciencia y porque es también injusto con la sociedad que mayoritariamente usa y consume información que cita fuentes oficiales”, completó.

En tanto, para Espada, magister en Industrias Culturales y becario de Conicet, el fenómeno de las “fake news” en este contexto “no es un tema que pueda preocuparnos porque están muy firmes los canales tradicionales de información”, que de alguna manera contrarrestan lo que pueda llegar a recibir la ciudadanía por WhatsApp o por redes sociales.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *