El Vaticano lanza el Sínodo de la Amazonía por “la evangelización y la ecología”.

El Vaticano planteó hoy que la “evangelización y la ecología” serán las dos prioridades de la reunión de obispos que se hará del 6 al 27 de octubre con el tema “Amazonía: Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”, y la participación de más de 250 personas de todo el mundo.

“La atención se centra en la misión evangelizadora de la Iglesia en Amazonía y en el tema ecológico, dada la importancia que tiene el territorio amazónico para todo el planeta”, planteó hoy el cardenal italiano Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de Obispos, al presentar la reunión a la prensa.

Los dichos de Baldisseri evidencian una vez más el contrapunto entre el Vaticano y el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, quien el mes pasado había descartado en Naciones Unidas que la Amazonía debe ser una preocupación global.

Además de la cuestión ambiental, la atención estará puesta en la posible apertura hacia los denominados “viri probati”, que podrían abrir el camino hacia la ordenación sacerdotal de hombres casados en algunas circunstancias, más allá de que el propio Papa dijo a inicios de agosto que este es un “tema menor” de la reunión de obispos y que será solo “un número más” en la discusión.

“Los padres sinodales son libres de discutir” sobre este tema, planteó hoy Baldisseri.

Entre los participantes, de los que 185 tienen derecho a voto, se encuentran obispos de los nueve países que conforman esta región del mundo: 4 de la región Antillas (Surinam, Guyana y Guyana francesa), 12 de Bolivia, 58 de Brasil, 15 de Colombia, 7 de Ecuador, 11 de Perú y 7 de Venezuela.

También serán parte del Sínodo el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, el obispo de San Isidro Oscar Ojea y el ex secretario de Naciones Unidas Ban Ki Moon, además de representantes de los pueblos originarios, planteó Baldisseri.

La representación femenina estará a cargo de 35 mujeres, entre ellas 20 religiosas, “un número mayor al de otros Sínodos”, recordó hoy Baldisseri y agregó que “habrá también mujeres del mundo indígena”, aunque el cardenal recordó que las mujeres no votarán.

Los temas que se afrontarán se resumieron en el Instrumentum laboris o documento preparatorio, en el que se destacaba que “la vida en la Amazonía está amenazada por la destrucción y explotación ambiental, por la sistemática violación de los derechos humanos básicos de la población amazónica, y en especial la violación de los derechos de los pueblos originarios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *