Elecciones de EEUU : Biden no ganó… Trump tampoco

Por Ariel Umpièrrez (Economista e Historiador Université Sorbona y Georgetown University. Analista Internacional)

Las Elecciones en EEUU se definirán el 6 de Enero cuando de la sesión conjunta de ambas cámaras del Congreso salga designado el próximo Presidente. Créame que Washington es un hervidero de lobbying, “operaciones”, negociaciones y traiciones.

Quizás usted apenas se interese por la evolución de las Elecciones en EEUU.

O tal vez al estar influenciado por los abrumadores mensajes de los medios de comunicación tambien usted crea que “Biden ya ganó”.

Tambien habrá escuchado que Trump sigue protestando como un loquito con que hubo fraude y que le robaron la elección.

Y en su ingenuidad quizás Usted tambien crea que “la Justicia de EEUU desestimó” todas esas protestas de Trump por infundadas.

Pues sepa que todo esto es bastante relativo y en algunos casos completamente falso.

Tenga en cuenta que lo que pase en EEUU puede impactar en su vida cotidiana. Sepa también que Biden no ganó, al menos no por ahora y que se considere la posibilidad de que las “protestas” de Trump tengan fundamento real. Y finalmente sepa que no es verdad que “la Justicia” de ese país haya desestimado los reclamos de fraude.

Vayamos por partes.

1.- Lo que pase en EEUU puede impactar en su vida cotidiana por ejemplo si ese gobierno decide invadir Venezuela y armar una guerra que tendría proporciones continentales ya que arrastraría inmediatamente a Colombia (allí hay 7 bases militares de EEUU) e inyectaría combustión guerrera en países como Ecuador, Perú, Bolivia e incendiaría la frontera entre Brasil y Paraguay; a tremendo desbarajuste regional se agregaría la expansión del Crimen Organizado que buscaría sacar partido de tanta inestabilidad. Más grave aún y de escala mundial sería un ataque norteamericano contra Iran, China o Rusia. Ambos escenarios encuentran en Washington a muchos promotores y a una parte del “establishment” (hasta ahora Trump rechazó esas opciones). Es fácil entender que el mundo y nuestra vida cotidiana no serían iguales si algo de esto sucediera.

2.- El proceso legal previsto en la Constitución de EEUU que consagra al ganador de las elecciones aún no ha terminado, falta una etapa importante y que puede ser decisiva.

Como indica la Constitución, es el Congreso de los EEUU reunido en sesión conjunta el próximo 6 de Enero, una suerte de Asamblea Legislativa que bajo la presidencia del Vice Presidente de la República Mike Pence, el que debe reconocer o rechazar lo propuesto por el Colegio Electoral. Como preve la 12da. Enmienda de la Constitución para que se rechace lo dictado por el CE bastaría con que 1 Congresista (Diputado) y 1 Senador se opongan, entonces  se anule todo el proceso anterior y se deba proceder a lo que se llama una “Elección Contingente”.

Entonces, bajo la dirección del Vice Presidente Pence todos los legisladores de cada Estado deberán votar, en bloque, por un candidato a Presidente, siendo que cada Estado tiene un solo voto. Esto esta previsto en la Constitución, ya ha pasado en 3 oportunidades en EEUU, y es perfectamente legal y constitucional. Lo que suceda en las elecciones de segunda vuelta para 2 senadores del Estado de Georgia este lunes 4 de Enero donde los candidatos republicanos tienen todas las chances serán decisivos para sumarle más votos a Trump.

Hasta el momento y contando de manera automática, Trump tiene más Estados que Biden y con eso sería proclamado Presidente (existen otros artilugios legales que podrían complicar o facilitar este proceso). Mientras Trump ya está convocando a “al pueblo norteamericano” para que se congregue en Washington el día de la Asamblea Legislativa el próximo 6 de Enero para presionar a los legisladores (se espera que llegue más de 1 millón de personas frente al Capitolio), su equipo legal está llenando los tribunales de pruebas y testimonios para reforzar sus reclamo.

3.- Sepa que cuando los grandes medios le dicen que Trump es “un loquito desaforado” que no hace más que protestar porque es un mal perdedor, lo que están buscando es desinformarlo y manipularlo. Usted cree que un Presidente que bajó el desempleo a niveles récords en la historia reciente de EEUU, que bajó los impuestos federales para toda la clase media de manera significativa (tambien para las grandes empresas), que no llevó su país a la guerra, que puso en la picota a los poderosos de Washington y de Wall Street por inmorales y corruptos, que no se dejó amedrentar y no cerró el país ante el Coronavirus, un Presidente que al cabo de 2 años de investigaciones no le pudieron probar que hubiera hecho nada ilegal con Rusia, usted cree que ese Presidente iba a perder las Elecciones porque no hizo obligatorio el uso de mascarillas (barbijo) o porque es machista y descortés? NI siquiera son serios con sus falsos argumentos.

4.- Y en cuanto a que “la Justicia ya dictaminó” que no hubo fraude tambien es inexacto. Tanto los tribunales judiciales de varios Estados como la Corte Suprema de la Nación que recibieron toneladas de pruebas y testimonios lo que han hecho ha sido simplemente NO ESTUDIAR LOS CASOS para no emitir fallos (lo que no se ve, no existe). Se han negado a estudiar las pruebas y emitir un fallo con fundamentos. La CS ha dicho que se expediría el dia… 22 de Enero, es decir 2 días después de que el nuevo Presidente (Biden) jure y asuma el cargo, o sea se juega con el “hecho consumado”.

Pues sepa usted que el fraude por lo menos en 7 Estados fue tan abrumador y desprolijo que se cuentan cientos de miles de boletas más que de personas habilitadas para votar, solo por citar una de las tantas modalidades de trampa empleadas. Entre  los cientos de testimonios bajo juramento (“affidavit”), que créame que en EEUU se los toman muy en serio, que se presentaron a los Tribunales de personas que confirman todo tipo de actos fraudulentos masivos siempre a favor del candidato demócrata Biden hay hasta un experto en informática que demostró en directo desde la sala del Tribunal cómo podía hackear las máquinas de votación para seguir sumando más votos a Biden.

Nada de esto ha sido considerado por los tribunales, como si no existiera, mientras los medios repiten “aquí no ha habido fraude”. A quien le diga esto usted no le crea: la Justicia no estudió los casos a fondo porque ningún Juez quiere afrontar una futura acusación de “perjurio” que en el caso de EEUU es un delito federal grave (“felony”) que podría implicar hasta 25 años de cárcel.

Si de esa sesión del Congreso del 6 de Enero (se podría prolongar más de un dia) no emana un Presidente y todo termina en un desorden legislativo generalizado, lo que es altamente probable debido a las presiones, miedos y claudicaciones que ya están habiendo (el propio VicePresidente Pence podría estar traicionando a Trump, éste tiene sobre la mesa la ultima opción de, “con el fin de cumplir con el principal mandato del pueblo que consiste en defender sus instituciones de la Nacion” proclamar la Ley Marcial (Martial Law) y la Ley Anti Insurreccional (Insurrection Act), que implicarían someter la Justicia a los tribunales militares, y la suspensión de libertades civiles.

No crea que esta es una opción remota. Ya se han aplicado en otras oportunidades en EEUU.

Aquí no se trata de saber si uno de los dos candidatos norteamericanos es “más bueno” o “mejor persona” que el otro. Como todos los que juegan en la cancha grande del Poder Real, ambos son personas especiales, que funcionan en frecuencias diferentes a las del común de los mortales.

Harvey Weinstein y Jeffrey Epstein

Pero estos últimos 4 años han derrumbado el mito de que “no hay diferencias” entre los políticos de allí y que a usted y a mí nada nos cambia quien gobierno el país del Norte.

Claro que hubo diferencias y una de las más importantes para el mundo es que Trump no se dejó llevar a nuevas guerras y hasta redujo la cantidad de tropas norteamericanas en el exterior. Si en 2016 ganaba Hillary Clinton una de las autoras intelectuales y materiales de la desastrosa “Restauración de la Democracia” con la primavera árabe de Medio Oriente que lleva más de 6 millones de muertos, seguramente los cañones también habrían apuntado contra Irán.

Los grandes medios tratarán de confundirlo con medias verdades, pero lo que aquí le digo es la verdad.

Finalmente otra de las diferencias que marcan esta administracion es que por razones desconocidas Trump se plantó frontalmente ante algunos poderes establecidos y les pegó donde más les podía doler: en la corrupción de su moral. Por eso empujó al Ministerio de Justicia y al FBI a que hicieran publicas las evidencias sobre dos “casos” aberrantes: la red de pedofilia del millonario financista de Wall Street Jeffrey Epstein, y los abusos sexuales del mundillo artístico e intelectual encabezados por el productor de Hollywood Harvey Weinstein que después diera lugar al movimiento mundial contra los abusos sexuales “Me-Too”. En ambos casos se hicieron públicos los nombres y apellidos de gran parte de la poderosa elite mundial que llegó a cometer esas barbaridades.

Y esa elite que incluye a los dueños de los poderosos medios de comunicación se la tiene jurada a Trump.

Llegados a este punto Usted ha entendido porqué, por ahora “Biden no ganó… y Trump tampoco”.

3 thoughts on “Elecciones de EEUU : Biden no ganó… Trump tampoco

  • 3 enero, 2021 at 12:51 am
    Permalink

    ¡¡¡ Hola sr Ariel Umpiérrez,mucho gusto ,mi nombre es Pedro Villegas,le escribo desde VENEZUELA,me gustaría saber y me disculpa,porqué habla Ud de una “COMBUSTIÓN GUERRERA” en los países de sur américa?GRACIAS y de nuevo MUCHO GUSTO,me gustó mucho su artículo,me “aclaró” muchas interrogantes con respecto a las elecciones en EE.UU,EXITOS !!!

    Respuesta
  • 3 enero, 2021 at 9:51 am
    Permalink

    Excelente artículo! Pero casi no lo leo. El título..”Trump tampoco” , me confundió. Será q me estoy fanatizando? Dios, no lo permitas! Sin embargo, tengo una opinión con respecto al tema latan, y es q confío en la habilidad, inteligencia y poder disuasivo (léase: autoridad)de Trump, para evitar tal confrontación. La mayoría latina está asqueada del comunismo y lo irá descartando. Con el triunfo de TRUMP, el mundo cambiará para bien. Amén.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *