En el debate de candidatos a Gobernador todos se ajustaron al libreto y solo el tema inseguridad agitó las aguas.

Tanto Antonio Bonfatti, Omar Perotti y José Corral se mantuvieron en sus prolijas posturas, cuidando cada palabra para no salirse de la estrategia dialéctica pensada de antemano. El programa se transmitió desde los estudios de Televisión Litoral, el clima fue bastante distendido solo cuanto se trato el tema inseguridad se desprolijó el debate.

En la recta final camino al 16 de junio, los tres candidatos se dedicaron a presentar sus propuestas. Corral fue el más activo al momento de las críticas y las chicanas, el radical cuestionó al peronismo, a Cristina y a los dirigentes kirchneristas presos, busco en la grieta nacional un arma de ataque, Perotti mantuvo la compostura y no respondió a ningunas de las insinuaciones del adversario electoral.

Perotti abrió el juego con un saludo a los otros dos candidatos -el único que lo hizo- y prometió “continuar lo que está bien y corregir lo que está mal”. Ubicó a la salud en el primer lote “pero se perdió la guerra con el narcotráfico y la inseguridad”. Allí, en políticas de seguridad, centró su presentación

Bonfatti, en cambio, eligió hablar de su trabajo como médico, nombró a Hermes Binner y Miguel Lifschitz, y destacó lo realizado en “salud y educación”. Habló de sostener “el mismo compromiso para enfrentar a los delincuentes, que como consecuencia de eso me balearon la casa”, y mencionó “falsedades y mentiras” esgrimidas sobre su persona en la campaña.

Corral apostó a una introducción más personal y de trayectoria. Presentó a su familia: desde sus padres a su mujer y sus hijos. Recordó que fue concejal y dos veces intendente de Santa Fe, que es radical y que integra Cambiemos porque la “República es posible”. “Quiero ser gobernador de Santa Fe para que vivamos más seguros”, dijo.

El eje de Seguridad fue el que mas sacudió la modorra de un debate signado por la falta de enfrentamientos directos. Allí Corral señaló la gestión Bonfatti como el momento en que se desmadró la inseguridad y los homicidios. También desde lo visual, mostró unas esposas para recordar la fuga en la autopista. El socialista se defendió y contragolpeó con la herencia recibida del PJ, “cuando la policía se compraba las balas”. Perotti siguió con lo suyo y dijo que su vice, la ex jueza Alejandra Rodenas, es garantía del futuro combate a las mafias.

Perotti mantuvo su tono medido al señalar el mal momento económico (“sabemos que no la está llevando bien mucha gente”) y su propuesta de renovación en la provincia “(Santa Fe quiere algo diferente y va a cambiar” o “queremos una provincia más segura”), sin dejar de hablar de sus temas prioritarios: producción, trabajo e inversión.

Bonfatti nombró a su vice -la radical Victoria Tejeda- porque no lo había hecho antes y se definió como “un piloto de tormentas”. Subió el tono cuando dijo: “No quiero volver al pasado (en la provincia)” y apuntó a Perotti sin nombrarlo cuando dijo que “se perdió en un día el Banco de Santa Fe” o “los ferrocarriles” o “se destruyó la EPE”. “Con las manos limpias y las uñas cortas, sin corrupción”, cerró.

La última intervención fue para Corral, quien también recordó a su vice -Anita Martínez, del PRO- y si bien mencionó la importancia del “campo, la industria y la cultura del trabajo”, cargó contra “la inseguridad, el narcotráfico y las mafias”. Afirmó que los problemas de la provincia no los resolverán “los que estuvieron 24 años (PJ) o los que están ahora”. Volvió apelar a la grieta nacional para despedirse y dividió entre “los que quieren que gane Cristina o los que pensamos en el futuro; vamos juntos que se puede”.

El debate ya es historia, las expectativas generadas en las horas previas no tuvieron su correlato en la arena del evento, hubo mucho cuidado de no cometer errores, no decir algo inconveniente que pudiera complicar las chances el próximo 16 de junio, solo un par de fuertes detonaciones por el tema de seguridad y en el resto del debate los participantes solo se tiraron con cebitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *