En la ciudad de la furia: “La policía y la GUM se debaten entre “el deber y el hacer”.

Rosario atraviesa uno de los momentos más difíciles y críticos debido a  la creciente e inaudita violencia que padecen muchas zonas de la ciudad. Ataques sicarios, asalto de motochorros a cualquier hora del día, arrebatos, ajustes de cuentas y robos a negocios que son ejecutados con la total impunidad que genera la falta de correctas políticas de seguridad en las calles y que llevan a padecer ya 70 muertes en lo que va del año.

Un estudio realizado por la encuestadora nacional Hugo Haime & Asociados en el mes de Febrero 2019 determinó que el flagelo de la Inseguridad esta al tope de las preocupaciones de los rosarinos con un 57.1% de los encuestados que la consideran como el mayor de los problemas a solucionar.

Para comprender la real magnitud del problema de la inseguridad en Rosario, primero habría que hacer un paralelismo entre “el deber y el hacer” de las dos fuerzas de seguridad que cuenta la ciudad: la policía de Santa Fe y la Guardia Urbana Municipal, las equivalencias y diferencias que existen entre ambas, para poder así entender sus compromisos y responsabilidades en la difícil tarea de cuidar a los rosarinos.

Guardia Urbana (GUM)

La municipalidad de Rosario ha creado ya hace tiempo a la Guardia Urbana Municipal, un cuerpo civil, no armado que depende del municipio cuya misión fundamental es consolidar la presencia del estado en la vía publica promoviendo mejores condiciones de seguridad y convivencia urbana a través de la prevención, la educación y el control.

Se debe tener en cuenta que cuando la Policía posee “una lógica de anticipación” en vez de “una lógica de reacción” como la que lleva actualmente adelante las fuerzas del orden en Santa Fe, la Guardia Urbana no tendría mucho sentido de existir. 

En reuniones de expertos en seguridad se plantea a la Guardia Urbana como una “policía más barata”, un funcionario municipal que actúa como un testigo calificado que aísla y da cuenta de un hecho , hasta que se hace presente el organismo competente; policía, servicio de urgencias médicas, bomberos, cuerpo de transito, etc.

Su principal función es “ésa”, de testigo avezado, el que observa detenidamente e informa adecuadamente. Su entrenamiento es inferior al de un Policía  porque se logra prepararlos, en menor tiempo y sobretodo, porque funciona con menores costos.

Policía de Santa Fe

Un policía de base o de contacto con el vecino, es un policía generalista, que se involucra con los problemas del vecino de su barrio o de su jurisdicción, actúa como el médico de cabecera, es decir diagnostica el problema y si no puede solucionarlo, en su trabajo de equipo, dará intervención a los ¨especialistas¨, pero será el quien controle que ese vecino esté siendo atendido de manera eficiente y hará también, un seguimiento para que los resultados sean satisfactorios.

La policía es una profesión que posee su ciencia, sus métodos y sus técnicas, por ende, su tecnología aplicada y condicionante. El primer paradigma a cambiar, es modificar la lógica de reacción por una lógica de anticipación. De esta forma la policía pasará de ser reactiva, a ser proactiva, esta es la clave de la filosofía de la reforma que se debería implementar para mejorar su incidencia en la seguridad publica.

La policía de Santa Fe esta muchas veces estigmatizada debido a que situaciones irregulares dentro de la fuerza han “desvalorizado” en parte su verdadera importancia, aunque debemos dejar en claro que la gran mayoría de los integrantes de la policía honran el uniforme que portan desempeñándose con valor, idoneidad y valentía.

Reclamos del rosarino a la GUM

Los rosarinos, principalmente los que viven en el sector céntrico, tienen una particular visión sobre la fuerza. La presencia de la GUM para prevenir hechos delictivos resulta a la vista de los hechos, muchas veces inocua, por su falta de capacidad operativa para anticipar o resolver con éxito cualquier situación delictiva además de no generar en los ciudadanos de la ciudad la sensación de seguridad y protección que tanto reclaman los vecinos de Rosario.

Existen muchos reclamos de los vecinos de la ciudad a la GUM por la falta de atención y respuesta rápida en el teléfono de denuncias de la institución, como también quejas por la actitud de algunos componentes del organismo municipal que cumplen sus funciones alejados del compromiso que asumieron de proteger a los habitantes de la ciudad.

Remuneraciones de las Fuerzas de Seguridad.

En una época de brutal crisis económica, como la que atraviesa Argentina, la remuneración por la tarea que se realiza es un importante condicionante para llevarla a cabo con compromiso, dedicación y sobretodo dignidad. 

GUM: Un trabajo de bolsillos gordos.

El costo laboral de La Guardia Urbana Municipal según datos oficiales de los registros del Municipio del mes de Febrero del 2019 es d $ 22.284.062,23, siendo la fuerza compuesta por 235 empleados municipales.

El sueldo total del cuerpo civil, tomando solo el dato de lo que perciben de bolsillo, asciende a  $16.951.956,31, si dividimos ese valor por el número de integrantes del cuerpo, daremos con un sueldo promedio de $ 72.135,98 per cápita.

Este medio pudo acceder a la información que el valor de la hora extra de la fuerza superaría los $ 500.

Policía de Santa Fe: Una profesión de bolsillos flacos.

El Escalafón Policial de la Provincia de Santa Fe cuenta con 17.800 efectivos, si a los básicos por categoría le sumamos todos los ítems que componen cada sueldo (antigüedad, título, horas extra, entre otros) hasta llegar al aumento último acordado, se establece un sueldo promedio de bolsillo de $ 29.900.

A partir de la información de acceso libre sobre los básicos a partir del 1 de junio del 2019 y si tomamos como ejemplo el cargo de Director General, el cual tiene un básico de $29.173,00, siendo la máxima categoría y le agregamos una antigüedad de 30 años, horas extras, títulos, etc., menos los descuentos obligatorios por ley, su ingreso de bolsillo se ubicaría cercano a los $60mil, así y todo no alcanza a cubrir el sueldo promedio de la GUM.

Para que sirva como un dato meramente comparativo, la hora extra en la policía promedio supera los $ 200. Para establecer un mayor parangón entre ambas, se puede decir que en Santa Fe una provincia netamente agropecuaria, se designan 600 efectivos para dar seguridad en las zonas rurales, el presupuesto mensual para ese gasto de funcionamiento es de solo $ 70mil, el prorrateo resultante es sencillamente ridículo.

Formación y entrenamiento de las fuerzas.

Guardia Urbana Municipal

La capacitación de esta fuerza se lleva adelante mediante el programa de entrenamiento para aspirantes, se desarrolla durante casi tres meses (divididos en jornadas de 8 horas diarias todos los días hábiles de la semana) y persiguen el objetivo de instruir a los guardias urbanos municipales, en teoría y práctica, en materia de normativa municipal vigente, procedimientos que deben seguirse según las diversas situaciones posibles, nociones de prevención del delito, mediación y derechos humanos, así como en aspectos más prácticos y operativos como RCP, primeros auxilios, evacuación, control de explosivos y procedimientos en general

Policía de Santa Fe

La formación de los efectivos policiales de la provincia esta centrada en la “Escuela de Policía”, que constituye la única fuente de reclutamiento del personal policial en Santa Fe y que se dedica a formar recursos humanos en el área de la seguridad y con especialización en seguridad pública. Estos cursos que tienen una duración 2 años  persiguen lograr un perfeccionamiento de las competencias necesarias para la prevención del delito, la resolución pacífica de conflictos y la protección de la vida y la seguridad de los bienes de las personas. Capacitándolos para hacer uso racional de la fuerza y  la toma de decisiones, en virtud de su cargo y en respeto de la ética ciudadana y los derechos humanos.

Consideraciones finales

A sabiendas de las informaciones vertidas en este informe se reflejan las notables diferencias existentes entre la Policía de Santa Fe y La Guardia Urbana Municipal en relación a los tiempos requeridos para la capacitación de dichos cuerpos, a los riesgos de vida que asumen cada una de las fuerzas y sobretodo a la notable desigualdad de lo que perciben como sueldos los agentes, esto permite establecer las siguientes consideraciones:

Se debería dar honorabilidad a la tarea de la policía de Santa Fe, dotando a los oficiales de mejores herramientas para llevar adelante su labor, principalmente mejorando sus ingresos, dignificando con ello la profesión permitiendo al servidor publico llevar adelante su tarea con vocación y alejándolo de las “tentaciones” que se les pueden presentar en el desempeño de sus funciones.

La Guardia Urbana Municipal por su parte, goza de los privilegios de tener muy buenos salarios para una tarea de bajo compromiso en la seguridad del rosarino, este hecho ha generado en la población las suspicacias sobre este cuerpo, que se trataría de un lugar de reclutamiento de militancia política y ese pensamiento instalado en muchos vecinos, quizás vaya en desmedro de las buenas intenciones que seguramente impulsaron a la creación de la fuerza.

Conclusión:

El Comisario General retirado Víctor Sarnaglia, una autoridad para hablar sobre el tema, gentilmente nos comparte su opinión al respecto: “Haciendo funcionar correctamente a la Policía, los presupuestos de la Guardia Urbana pueden ser destinados a otros rubros para la protección del vecino de la ciudad. No obstante, considero que el Municipio no ¨debe¨ sustraerse del problema ¨seguridad¨,  existiendo muchas cosas que puede y debe hacer, como por ejemplo; la mejora de la trama urbana, alumbrado público, etc”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *