Espert: “Hay que cambiar tres factores económicos para evitar crisis cíclicas”.

El domingo pasado el gobierno reinstaló el cepo cambiario por DNU para apuntalar las reservas del Banco Central, evitar la fuga de divisas y contener la cotización del dólar. Este paquete de medidas generó grandes polémicas, el candidato presidencial José Luís Espert dio su punto de vista.

El economista Espert, antes de dar su opinión sobre lo que sucede en el país, arengó a los argentinos a tener “perspectiva” para analizar la coyuntura, por eso dijo que “en los últimos cincuenta años tuvimos siete severas crisis económicas”, las que detalló: Plan Inflación Cero de Gelberd, Plan de Martínez de Hoz, Plan Ginspun y Plan Austral con Alfonsín, Convertibilidad de Menem, el Plan Kirchnerista y el proceso de Macri que entró en crisis en 2018.

En cada una de estas siete crisis hubo tres cosas en común, explica Espert: Un acuerdo con el FMI, un control de cambio y un default de deuda. “Esta crisis tiene los mismo ingredientes que las otras seis”, aseguró sin titubear.

Para el economista liberal, la pregunta no solo tiene que pasar por el precio del dólar y dónde terminará, hay que preguntarse “¿qué demonios estamos haciendo porque cada diez años pasa la misma crisis?“, a lo que se autorespondió que “si tenemos perspectiva vamos a cambiar, la crisis destruye la clase media, al empresario pyme y al trabajador”.

Las crisis cíclicas, sostuvo Espert, se dan por tres factores que se deben cambiar de raíz para enfocar el país en un rumbo sustentable. Y las enumeró: Somos un país que no compite con el mundo y tiene una economía cerrada

Tenemos un Estado gigantesco y con impuestos que destruyen a la gente que trabaja en blanco. Se trabajan 7 meses al año solo para pagar impuestos, ejemplificó.  Las leyes laborales causan 5 millones trabajadores en negro.

“Si no tomamos medidas, que son las que toman Chile y Perú, no solo Estados Unidos o Suiza, vamos a estar hablando del cepo toda la vida. No nos asusta nada a los argentinos, seguimos haciendo lo mismo que se hacía previo a la crisis”, se quejó.

Tras las PASO y con la crisis consumiendo el gobierno de Cambiemos, Espert hubiese preferido que “en el medio de la hecatombe el gobierno de Macri asuma como perdida la elección transformándose en estadista y no en un político más tratando de rasguñar votos de donde sea. Tuvo que hacer una alianza con el kirchnerismo para marcar una economía diferente“.

El acuerdo, para Espert, tendría que haber planteado abrir la economía con una fluctuación del dólar hasta que encuentre su valor y así “se abre la economía sin fundir a nadie y se defienden las reservas del BCRA. Pero se decidió el camino para seguir ganando votitos y mejorar lo que hizo en las PASO”.

Tras cuatro años pidiendo un encuentro con Macri, el economista logró reunirse con el ministro de Economía, “hablé con Lacunza casi cuando asumió, antes del default y el control de cambios, en esa reunión le dije que se tenía que aflojar, llamar a la oposición. Me pareció un hombre bien intencionado pero con cero impacto para mover al presidente en sus actitudes”. “Yo digo los mismo en público y privado”, se defendió.

El frente Despertar consiguió el 2,21% de votos en las PASO de agosto, “el resultado de las PASO fue bárbaro, empezamos de cero, sin financiamiento y con la contra del gobierno. Haber pasado a las generales fue extraordinario y tenemos todo para mejorar nuestra performance en octubre”, cerró Espert.

Fuente: Radio Eme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *