Familiar del caso Próvolo: “Anhelamos una sentencia contundente y ejemplar”.

La hermana de una de las víctimas dijo que “esperamos que finalmente nos de la justicia lo que anhelamos, y es una sentencia firme, contundente, ejemplar y que también sirva de puntapié para elevar a juicio el resto de las causas que nos quedan; esperamos realmente eso”.

“Anhelamos una sentencia firme, contundente y ejemplar”, afirmó ayer Erica, hermana de una de las víctimas, denunciante, y representante del Colectivo por la restitución de los derechos a sobrevivientes del Instituto Próvolo de Mendoza, luego de conocerse la fecha de sentencia que se fijó para el próximo lunes.

Una vez finalizada la jornada que se utilizó para las réplicas, luego de los alegatos de las partes, el Tribunal Penal Colegiado 2, compuesto por los jueces Carlos Díaz, Mauricio Juan y Aníbal Crivelli fijó para el próximo lunes, a las 9, la lectura de la sentencia.

Los imputados de la causa principal son los curas Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (61), y al jardinero Armando Gómez (51). Los tres están siendo juzgados por abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores, en 28 casos, contra menores de edad hipoacúsicos,

“Tengo una sensación de sentimientos encontrados, casi indescriptible, no creo tener las herramientas para poner en palabras todo lo que se conjuga en sentir estos tres años de anhelarlo tanto”, contó Érica a Télam. Y agregó: “creo que hablo por el Colectivo de familiares, de sobrevivientes, de organizaciones que -obviamente- nos vamos a convocar el lunes en los tribunales”.

Previamente el Ministerio Público Fiscal solicitó una pena de 45 años para los sacerdotes y 22 años y medio para Armando Gómez.

En su turno, Alicia Arlotta, defensora oficial de los curas planteó en su alegato la nulidad de todo lo actuado, basándose en que se “violó el derecho a la legítima defensa” y argumentó que como no hubo “fechas certeras de cuándo se dieron los hechos, no pudo defender correctamente a los imputados”.

Además la letrada, en su alegato, solicitó en caso que el tribunal no haga lugar a la nulidad, se absuelva a sus tres defendidos y en caso de haber condena que esta sea la pena mínima de diez años.

“Cumplimos con las expectativas de las víctimas, soy optimista creo que va a haber una sentencia condenatoria, hemos logrado acreditar con un grado razonable de certeza la culpabilidad de los acusados”, concluyó Lanci.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *