Ford suspende temporalmente la producción en Sudamérica en respuesta al coronavirus

Esta acción, adicionalmente, colaborará a reducir el riesgo de la propagación del coronavirus al mismo tiempo que se maximiza la salud en el negocio.

Ford suspenderá temporalmente la producción en sus plantas en Brasil —Camaçari (BA), Taubaté (SP) y Troller en Horizonte (Ceará)— y en la planta de Pacheco en Argentina, en respuesta al creciente impacto del coronavirus en Sudamérica. Esta acción, la cual será efectiva a partir del 23 de marzo en Brasil y del 25 de marzo en Argentina, tiene como objetivo especial mantener a los empleados seguros y ayudar a limitar la propagación del virus, así como también a ajustar los volúmenes de producción a la menor demanda de los consumidores debido a esta situación sin precedentes.

Desde el comienzo del brote, Ford ha tomado todas las medidas posibles para minimizar el impacto del coronavirus, incluyendo solicitar a todos los empleados que trabajen de forma remota, salvo aquellos que estén realizando un trabajo crítico para el negocio y que requieran estar en el lugar de trabajo, limitando los visitantes a las plantas y aumentando la frecuencia de limpieza en las instalaciones de la empresa, entre otras medidas.

“La máxima prioridad de Ford es siempre la seguridad y el bienestar de nuestros empleados y socios. Esta acción ayudará, también, a reducir el riesgo de propagación del coronavirus maximizando al mismo tiempo la salud de nuestro negocio durante este momento difícil para toda la economía”, dijo Lyle Watters, presidente de Ford Sudamérica.

En Brasil, la suspensión temporal en las plantas de Camaçari (BA), Taubaté (SP) y Troller en Horizonte (CE) entrará en vigor a partir del 23 de marzo, teniendo planificado reiniciar la actividad en las plantas el 13 de abril. En Argentina, la producción en la planta de Pacheco se suspenderá a partir del 25 de marzo y las operaciones se planean reiniciar el 6 de abril.

“En estos tiempos sin precedentes, es más importante que nunca poner a nuestra gente primero”, agregó Watters, y resaltó: “Continuaremos trabajando junto con el sindicato y otros socios locales para explorar protocolos y procedimientos adicionales para ayudar a prevenir la diseminación del virus y definir nuevas prácticas de trabajo para nuestro plan de reanudación de la producción basado en lo que hemos aprendido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *