Frente Amplio: “Un modelo para armar que busca meterse en la grieta”.

La política argentina siempre se caracterizó por tener un escenario binario, de polos opuestos, sin grises ni matices, esto quizás no permitió – casi nunca-  las mejores condiciones para la gobernabilidad pudiendo lograr un esfuerzo mancomunado para hacer frente a las crisis, que en Argentina tuvimos de sobra.

El Frente de Todos y el espacio Juntos por el Cambio reeditarán en este año electoral de comicios intermedios sus posiciones contrarias, irreconciliables y radicalizadas, dándole forma a una nueva versión de la grieta, la cual nuevamente impactará en las urnas y que beneficiará a quienes formen parte integrante de la misma.

En Santa Fe el Frente Progresista designó al diputado provincial  Maximiliano Pullaro para que sea el encargado de la arenga dentro del radicalismo santafesino para empezar a delinear un nuevo frente, mucho más amplio, que contenga a más actores de la política domestica y sobretodo que busque estrechar lazos con Cambiemos, para generar una estructura partidaria, que los contenga y los ponga a resguardo de la impiedad de la grieta.

El presidente del bloque radical en la Cámara Baja se ocupó de “alinear los planetas” dentro de su espacio para abrir las puertas a futuros acuerdos que permitan construir un frente que se oponga al peronismo con miras a agosto (si hay PASO) y principalmente, para las generales de octubre de este año. Haciendo eje en la estrategia de aunar esfuerzos para que Miguel Lifschitz sea el único candidato de la oposición para el Senado Nacional. Hasta hubo tiempo para instalar una advertencia puertas adentro del socialismo: “Si los socialistas quieren que siga gobernando el Frente de Todos que no vengan”. ¿Teléfono para Bonfatti?….

Pullaro levantó las banderas dentro del Frente Progresista para empezar a darle forma a lo que parece ser un movimiento antiperonista en la provincia: “hay una coincidencia absoluta en el radicalismo de hacer una convocatoria amplia para los que somos opositores a los gobiernos provincial y nacional”, señaló el legislador confirmando la intención de llevar adelante el armado de una estructura que se oponga a Perotti y a Fernández, buscando no “quedarse afuera” de una contienda que tendrá a solo dos bandos políticos, como todo indica que será la que se avecina.

Su labor no es una faena fácil al tener que conciliar tantos pensamientos diferentes y hay riesgos de perder tanto como lo que se pueda ganar. Las voces en contrario – como era de esperar – se hicieron sentir. El diputado Ariel Bermúdez del Partido Creo y hombre de confianza del intendente Javkin dinamitó cualquier posibilidad de integrar ese frente: “Es preferible perder mil elecciones que los valores y convicciones. A veces lo amplio, de tan amplio se destiñe hasta perder el color”, señaló el legislador. “Si no llegamos, arranquen nomas”, pareció indicarles.

Que pasará en la interna del Frente Progresista es uno de los principales puntos a dilucidar, es conocida la distancia que existe hace tiempo entre los dirigentes Lifschitz y Bonfatti que fue llevada a su máxima expresión por recurrentes “descuidos” en el apoyo que debía brindarle el ingeniero rosarino al candidato a gobernador en la ultima elección del 2019 y que fueron denunciados, oportunamente,  desde el círculo íntimo del presidente del partido Socialista.

Antonio Bonfatti expresó a este medio en una entrevista tiempo atrás que jamás planteamos desde el partido formar parte de un frente contra nadie solo integrar una propuesta de gobierno para la provincia de Santa Fe construida en consenso con las instituciones y con los ciudadanos”, el ex gobernador avisaba que no aceptaría integrar ningún armado anti.  Menos aún, alimentado por apetencias e intereses electorales, faltó agregar.

La Izquierda de la provincia representada por Carlos Del Frade, Rubén Giustiniani y Juan Monteverde se ubicó inmediatamente en las antípodas de este armado y hasta hicieron publicas sus razones para no integrarlo, reiterando la decisión consensuada de no formar parte del mismo porque “no los seduce para nada” y recuerdan que su ideología esta a contramano de formar parte de ninguna estructura anti nada. Reiteran a quiere oír que el Frente Progresista dejó de representar su lucha hace tiempo  y “si te visto no me acuerdo”. Fin de la historia..  

A José Corral y Roy López Molina no los tienen en cuenta porque consideran que están demasiado vinculados con el oficialismo provincial, lo cual representaría una herejía para estos tiempos y hasta los colocan como integrantes del “otro” al cual hay que enfrentar. Estas objeciones hacen que el rompecabezas multipartidario sea de muy difícil ensamble. “Esto llevará tiempo, sudor y lagrimas”, reconoció a este portal un dirigente de la oposición.

El “Frente Amplio Santafesino” empezó a dar sus primeros pasos, pequeños y dubitativos, como tanteando el terreno para después avanzar hacia metas mayores. En juego esta el “poder real” en la provincia, las intermedias serán una gran PASO hacia el premio mayor, las generales del 2023 donde se disputará la gobernación de Santa Fe.

Lifschitz sabe muy bien que se juega al “todo o nada” en este 2021, por esa razón dilata confirmar su participación en los comicios hasta que las condiciones sean las deseadas. El presidente de la Camara de Diputados puso primera delegando la construcción de un espacio aglutinador y competitivo en Pullaro, quien tiene la premisa de intentar ungirlo como candidato único para hacer crecer sus posibilidades de éxito cuando compita en “la madre de las batallas”  por un lugar en las bancas del senado.

El Frente Amplio es una apuesta arriesgada que puede llegar a salir bien y darle grandes réditos políticos como también puede dividir aun más a la oposición. A todo esto el peronismo toma debida nota de cada movimiento, identificando los lugares donde se puede ir a pescar, es archiconocido en tiempos de campaña que la pesca es el deporte que mas seduce a los estrategas de la política y los peronistas tienen vitrinas llenas de trofeos al respecto.

Todo esta por verse… Lo saben los unos y los otros…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *