Gestar y nacer con derechos: los desafíos y las claves para un parto respetado

Un parto respetado implica otras instancias más allá del nacimiento en sí, tanto previas como posteriores, en las que tienen que garantizarse ciertas pautas, contención y acompañamiento a las mujeres y personas gestantes.

En diálogo con Télam, profesionales de diversas áreas coincidieron en que la clave es la información y el acceso a políticas públicas para las madres y las familias.

La gestación y el rol de la doula

Siempre hubo mujeres acompañando a otras al momento de parir y en el mundo actual son las doulas. Su tarea es asistir, informar y acompañar a las gestantes y a sus parejas en la búsqueda de un parto respetado, sin violencia obstétrica. “La idea es tratar de lograr, lo más que se pueda, el ideal del parto que tengan”, explica Romina Noya, doula y puericultora.

Noya relata que “lo que más buscan las parejas y las mujeres es un profesional que las espere, que no las infantilice, que haga la menor cantidad posible de intervenciones al momento del parto, que las escuche, que sepan su nombre”. Gran parte de estos ítems responden a indicios de violencia obstétrica, muchas veces invisibles.

La pandemia sigue modificando escenarios y, para quienes trabajan con lo emocional, la adaptación a las plataformas virtuales es un desafío. “En la previa al parto, en este contexto, hago encuentro virtuales donde trabajamos los miedos y sensaciones que puedan nublar el momento del trabajo de parto, compartimos información científica sobre lo fisiológico, qué esperar y señales de alarma”, cuenta la especialista.

Antes del Covid, estos encuentros eran presenciales y facilitaban la información de cómo acompañar y asistir: “Ahí puedo leer a la mujer que estoy acompañando de una manera diferente, puedo ver y sentir lo que me dice y lo que aún no puede verbalizar. También conozco su casa, el lugar donde se encara su trabajo de parto cuando éste suceda”.

Frente a la nueva realidad, las herramientas digitales lograron que el trabajo de las doulas pueda adaptarse al momento y que el foco siga siendo el mismo. “La base de nuestro acompañamiento es la información y darle protagonismo a esa mujer”, explicó.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *