Háblame de lealtad: Seis senadores peronistas votaron en contra de Perotti el presupuesto 2020.

“Hay distintas clases de lealtades: la que nace del corazón, que es la que más vale, y la de la que son leales cuando no les conviene ser desleales”  – Juan Domingo Perón.

Sergio Alcázar

La reunión de la mañana en los salones del puerto de la ciudad de Santa Fe de Omar Perotti con sus dirigentes servia para proclamar un necesario sentido de “unidad”, desempolvar ese acuerdo tácito de todos los espacios para lograr la tan deseada recuperación del poder en Santa Fe.

Las imágenes del multitudinario acto de dirigentes, presidentes comunales, intendentes, diputados y senadores auguraban una respuesta positiva a Perotti a la hora de hacer valer la mayoría que el partido justicialista tenía en el Senado provincial para abortar la iniciativa propuesta por el socialismo de aprobar el presupuesto del año 2020.

Una de las veinte verdades peronistas, quizás la mas importante  porque expresa ese sentimiento fundacional del espacio y ese  compromiso irrenunciable con el partido, que reza:  “para un peronista no puede haber nada mejor que otro peronista” se marchitó esta noche en el senado, como si fuera una solitaria flor intentando florecer en la penumbra del olvido.

Los “caballos de Troya” que tanto este medio hizo mención en reiteradas columnas de opinión, hoy se hicieron presentes para dejar en incomoda situación al gobernador electo, el tratamiento del presupuesto merecía una cuota mas de responsabilidad de los senadores peronistas, para dar un espaldarazo a los pedidos del rafaelino para que el mismo sea preparado, por una simple cuestión de lógica,  por los equipos del gobierno entrante.

Nada de eso sucedió, algo que no sorprendió fue la actitud de Armando Traferri (había dado señales de enfrentamiento con los referentes políticos del senador nacional al salirse de la comisión técnica de la transición primero y al ponderar la gestión de Miguel Lifschitz, luego), junto a los peronistas Baucero, Pirola, Sosa, Gramajo y Cornaglia levantaron la mano a favor de la iniciativa propuesta por el socialismo.

Esta “conducta” no hace más que blanquear la ruptura del peronismo en la provincia, que venia siendo un rumor creciente desde hace un tiempo a esta parte y que esta noche se confirmó de la manera menos pensada, desairando los principios de una unidad por la cual habían bregado y luchado todos los peronistas en la provincia hace muchísimo tiempo.

Los leales a la causa del PJ fueron liderados por Alcides Calvo, hombre del riñón de Perotti que llevó adelante la bandera de oponerse al proyecto presentado junto a Cristina Berra, Ricardo Kauffman, Eduardo Rosconi y Danilo Capitán, quienes fueron los únicos consecuentes al compromiso asumido con el partido.

Esta situación generara con certeza, “un día después” , Perotti deberá barajar y dar de nuevo, reinventarse en las dificultades, apoyarse en la fidelidad de los dirigentes que con hechos y palabras le brindaron confianza gestos de confianza. El peronismo en el senado provincial tendrá a partir del 10 de diciembre mayoría, pero deberá lidiar con la desventaja en la cámara de diputados donde el socialismo no solo tiene supremacía propia sino que ha sabido entablar acuerdos con el Pro para presentarle al PJ un escenario por demás complicado.

El resultado de la votación de esta noche esta inevitablemente viciado de una profunda sospecha, esto no hace más que abonar los acuerdos o arreglos existentes entre el actual oficialismo con los senadores en cuestión, esta visto que la política sabe de sorpresas y esta aprobación del presupuesto sirve para reafirmar que para “algunos dirigentes” a la hora de decidir valen mas “los intereses” personales que “traicionar” una causa, a la que hace poco tiempo atrás,  adhirieron fervientemente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *