Hoy harán la competencia de freestyle suspendida por represión policial. La batalla de RAP improvisado comienza a las 18

Todo conducía a ser el gran evento del enero más anormal de la historia. Se convocaron en los parques del Patio de la Madera (del barrio Luis Agote, o sea la terminal) para la batalla rapera. La repercusión sorprendió a los propios organizadores, superó las expectativas y previsiones. Estaban por empezar a cantar, es la herramienta con la que se lanzan a competir luego de que el presentador dijera una palabra lo que activa la creatividad e improvisación de cada competidor. Hasta aquí una hermosa tensión crecía por los nervios que genera el propio juego a los cantantes y también el gran público expectante. Hasta que llegaron efectivos de la policía santafesina con violencia, gritos y el peor trato. Avanzando contra las y los jóvenes que la única ilegalidad cometida era desoír el Decreto que restringe el movimiento por la Covid 19. Los efectivos de la fuerza provincial sobreactuaron sus acciones y funciones siendo filmados por los propios participantes y el público generando una repercusión muy importante en las redes. Claro quedó que a las pocas horas se sumó el rechazo y repudio de organizaciones de toda índole, las representantes de las juventudes, de los estudiantes y algunos actores de la política. Éstos últimos podrían haber tenido una reacción acorde pero, ésta vez, no fue el caso de concejales y diputados, aunque sí hay que destacar el llamado personal del intendente Pablo Javkin a los organizadores, lo que generó mayor importancia al evento, ubicando las prioridades en el lugar correspondiente. En la reunión estaba presente el subsecretario de Cultura Federico Valetini, a quien públicamente los organizadores agradecieron y destacaron la posibilidad de reprogramar la competencia de Freestyle Rap para hoy en un predio de la Municipalidad. Cómo contracara a ésta última acción un funcionario del Ministerio de Seguridad dijo que los agentes policiales irán con ‘el diálogo en la mano’ ante la situación que aparezcan por las restricciones de la Covid 19, la competencia de Rap, claramente no fue el caso.

Freestyle significa ‘estilo libre’ y puede ser aplicado en cualquier disciplina. Están quienes hacen jueguitos con la pelota, o baile con freestyle. En este caso es freestyle rap es improvisar líricas, o poesía. O como me gusta decirle es la actualidad de la poesía porque uno está improvisando. La clave está en ir sumando letra con improvisación y rima sobre una base musical”, describió Santiago al programa Una Tarde Perfecta de LT8.

El Rap está muy ligado a todo. Es un conector a la actualidad. Cada vez se suman más, es increíble, muchos pasaron por las competencia y hoy son artistas que viven del freestyle” relató el organizador. “La mayoría de los que se acercan tienen en promedio entre 15 y 25 años. Los que van a ver hay de todas las edades, gente más grande se engancha”, sumó.

Estigmatización o problemas para entender la libertad. La expresión usada en ésta competencia ha generado atracción en muchas pibas y pibes de todos los barrios y ciudades. El RAP, en algún momento, se podría encasillar en la música de protesta, manifestaciones contra el sistema, exponer las condiciones de vida de los sectores castigados y postergados, o sea, la desigualdad naturalizada de nuestra sociedad. En los barrios populares se multiplicó el uso y apropiación del freestyle rap, como así también la cumbia. Tal es así que las clases medias y acomodadas crearon sus etiquetas desmereciendo y hasta condenando éstos géneros musicales y a sus adeptos. El tiempo pasó, hoy, el rap dejó de pertenecer a una clase social determinada. El gusto, adopción y práctica es transversal en el amplio concepto social. Hace años que las y los participantes de las batallas defienden y piden poder expresarse, ser escuchados. “El freestyle rap cambió un montón, la gente se quedó con la imagen del pibe con gorra, con pantalón ancho que rapeaba y se quejaba. Pero es un estereotipo que quedó del rapero. Hay que entender que ésto es un momento de liberación, es un hobby, y es una forma de vivir. Cada uno tiene una vida, y el rap libera”, refirió Santiago del Grupo Élite Free.

“Hubo gente que nos ayudó que se puso a disposición. El propio intendente nos llamó para saber cómo marchaba la organización. Se están haciendo los protocolos, en la ronda general podrá haber 350 personas, y el resto podrán asistir pero más alejados así nos cuidamos entre todos”, dijo el referente de la Élite Free.

“El Grupo Élite Free somos tres amigos que venimos organizando la competencia. Antes los eventos eran en la plaza Mariano Moreno sobre calle Castellanos frente a la Terminal. Ésta última la hicimos en el Patio de la Madera, como siempre, los participantes llegaban y se anotaban. Uno no tiene control, se ve que fueron muchos. Y pasó lo que pasó con la policía”, contó uno de los organizadores de la Élite Free.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *