Investigación: Muchos pacientes jóvenes con cáncer de estómago tienen enfermedad diferenciada.

Muchas personas menores de 60 años con cáncer de estómago tienen una enfermedad “diferenciada genética y clínicamente”, descubrió un nuevo estudio de Mayo Clinic.

El estudio dice que comparado con el cáncer de estómago en adultos de más edad, este nuevo tipo de aparición temprana suele desarrollarse y diseminarse con mayor rapidez, tiene peor pronóstico y es más resistente a la quimioterapia tradicional. El estudio acaba de publicarse en la revista Surgery.

Pese a que por décadas han descendido las tasas de cáncer de estómago en pacientes mayores, este tipo de cáncer de aparición temprana va en aumento y actualmente se le atribuye más del 30 por ciento de los diagnósticos de cáncer de estómago.

“Creo que es una tendencia alarmante, porque el cáncer de estómago es una enfermedad fulminante. En Estados Unidos, la gente sabe poco de los signos y síntomas del cáncer de estómago y a muchos pacientes jóvenes se los puede diagnosticar tarde, cuando el tratamiento es menos eficaz”, comenta el autor experto del estudio, el Dr. Travis Grotz, cirujano oncológico de Mayo Clinic.

El equipo investigativo estudió 75 225 casos a través de varias bases de datos oncológicos a fin de revisar las estadísticas del cáncer entre 1973 y 2015. Hoy en día, aunque la edad promedio para el diagnóstico de cáncer de estómago es de 68 años, las personas de 30, 40 y 50 años corren más riesgo que antes. 

Si bien no hay una edad límite clara para definir cuándo el cáncer de estómago es de aparición temprana y cuándo tardía, los investigadores encontraron diferencias al establecer un límite de 40, 50 o 60 años.

Descubrieron que la incidencia del cáncer de estómago de aparición tardía disminuyó anualmente en 1.8 por ciento durante el período del estudio, a diferencia de la enfermedad de aparición temprana que disminuyó anualmente en 1.9 por ciento entre 1973 y 1955, pero luego aumentó en 1.5 por ciento hasta el 2013. La proporción del cáncer gástrico de aparición temprana se ha duplicado desde 1995, cuando era el 18 por ciento de todos los casos, pues ahora supera el 30 por ciento de todos los casos de cáncer gástrico.

“Por lo general, el diagnóstico de cáncer de estómago se ve en pacientes de 70 años, pero cada vez se lo diagnostica más en pacientes de 30 a 50 años”, acota el Dr. Grotz.

“La tasa más elevada de la enfermedad de aparición temprana no es debida a la detección precoz —dice el Dr. Grotz—pues no existe ningún tipo de detección en el mundo para el cáncer de estómago y lo cierto es que los pacientes de menor edad se presentan con la enfermedad en estadio más avanzado que los pacientes mayores”.

Los investigadores también descubrieron que el cáncer de estómago de aparición temprana, además de ser más mortal, también es diferenciado tanto genéticamente como molecularmente. Más aún, los factores de riesgo tradicionales para cáncer de estómago de los estadounidenses de más edad (fumar tabaco, entre ellos) no parecen correlacionarse con sus contrapartes de la enfermedad de aparición temprana.

“Se espera que estudios como este hagan que la gente tome más conciencia y que los médicos sospechen más un cáncer de estómago, sobre todo en pacientes jóvenes”, señala el Dr. Grotz. Los pacientes más jóvenes que sienten llenura antes de terminar la comida o sufren de reflujo, dolor abdominal, pérdida de peso no intencionada y dificultad para comer deben acudir al proveedor de atención médica, añade.

Fuente: Mayo Clinic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *