Investigadores usarán las supercomputadoras de Google, Microsoft, Amazon e IBM para ayudar a detener el coronavirus

Estados Unidos dará a los investigadores acceso a muchas de las computadoras más poderosas del mundo para luchar contra el COVID-19.

Después de ver que el coronavirus se sigue expandiendo con rapidez en los Estados Unidos, IBM ha anunciado que en conjunto con la Casa Blanca y el Departamento de Energía de este país permitirán a los investigadores acceder a computadoras con más de 330 petaflops de potencia para ayudar a medir el progreso y encontrar más rápido una posible vacuna en contra del coronavirus.

La iniciativa conocida como COVID19 High Performance Computing está conformada por pesos pesados de la industria tecnológica, lo que significa que por primera vez en la historia investigadores en EUA accederán a las supercomputadoras de empresas como Google, Microsoft, Amazon, HP, IBM, Instituto Politécnico Rensselaer, el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, el Argonne Laboratorio Nacional, el Laboratorio Nacional Oak Ridge, el Laboratorio Nacional Sandia, el Laboratorio Nacional Los Alamos, la NASA y la Fundación Nacional de Ciencias.

Resultado de imagen de supercomputadora IBM

Asimismo, la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la mismísima Casa Blanc, el MIT, y otras instituciones de investigación serán las encargadas de evaluar rápidamente los proyectos de los científicos para ir dando acceso a 16 sistemas de supercomputadoras que en conjunto alcanzan los 775 mil núcleos de procesadores con una potencia de 330 petaflops de potencia.

La tecnología en busca de la cura para el coronavirus

Mientras que en China se presume que ya están probando una vacuna contra este virus, en EUA se sigue buscando una, además de que tienen fe en que las supercomputadores ayuden a seguir mejor la enfermedad y les ayude a tomar mejores decisiones para reducir el número de contagios.

Los investigadores que quieran usar las supercomputadoras tendrán que solicitar acceso desde un sitio web, y los organismos antes mencionados evaluarán el proyecto para decidir si dan o no acceso, por lo que cada investigador debe explicar por qué necesita acceso a dicha tecnología.

Resultado de imagen de coronavirus

La ventaja que tendrán los investigadores con las supercomputadoras es que podrán hacer en horas lo que otras computadoras de gran poder hacen en días, sobre todo con el procesamiento de datos masivos que son vitales para tomar decisiones en una investigación.

Y es que hablamos que este programa pondrá a disposición de los investigadores la computadora más poderosa del mundo, la cual es propiedad de IBM y fue creada en conjunto con NVidia, la cual es capaz de simular la interacción de más de 8 mil moléculas con el COVID-19 para ver su reacción ante el virus, lo que ayudará notablemente a la creación de una vacuna o medicina para acabar con la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *