Israel debate su modelo de vuelta a clases al surgir rebrotes en las escuelas

El programa que se aplicó en Israel para iniciar la vuelta a clases presenciales, y cuya implementación es vista por las autoridades porteñas como la más adecuada en la ciudad de Buenos Aires, genera un gran debate en ese país tras su levantamiento a mediados de mayo por presión de las familias y el surgimiento de rebrotes de coronavirus en algunas escuelas.

El llamado “modelo israelí”, “sistema de cápsulas o “10-4” se aplicó desde principios de mayo y duró tres semanas cuando debió ser levantado por la presión que ejercieron las familias quienes no pudieron organizar sus tiempos en relación a la alternancia que proponía el método.

Es que este modelo propone dividir a los alumnos de un aula en dos grupos -llamados cápsulas- y retornar a la escuela una semana cada uno de ellos en forma alternada, empezando con los alumnos de primaria básica, de 6 a 9 años y con los de secundaria de entre 16 y 18 años.

El sistema que se analiza aplicar en la Ciudad de Buenos Aires fue elaborado en el Instituto de Ciencias Weizmann y desarrollado por los científicos Uri Alon y Ron Milo.

El esquema se apoya en el período de latencia del virus. Es decir, en el lapso que transcurre entre que una persona se contagia y pasa a ser contagiosa para los demás. Ese tiempo se calcula en tres días y de ahí surge el modelo: 4 días en la escuela y 10 días de confinamiento.

Paola Reubén, una docente de nivel inicial de nacionalidad chilena quien desde hace 24 años vive en Israel, dijo a Télam que “no es que el sistema de alternancia que proponían falló, estuvo muy poco tiempo en vigencia -tan solo tres semanas- porque los padres no se terminaron de organizar y reclamaron la vuelta total a las clases presenciales”.

En consecuencia, las autoridades israelíes volvieron a implementar las clases presenciales todos los días, pero con cierre y aislamiento de aquellas escuelas en donde surgiera casos de coronavirus.
Esto se tradujo en 146 escuelas cerradas, 443 contagios y 24.000 alumnos aislados.

“El aumento de casos de Covid-19 en las escuelas puso en debate volver al sistema de cápsulas, pero el gobierno israelí ratificó que iban a continuar las clases presenciales tradicionales y que se cerrarán las escuelas con brotes“, explicó la docente.

Israel tiene una matrícula de más de dos millones de alumnos y frente a la Argentina cuenta con dos ventajas: la mayor parte de las familias tienen computadora y conectividad a internet en sus domicilios y el ciclo escolar es de setiembre a julio, con lo cual faltaría poco menos de un mes para que terminen las clases.

La docente aseguró que en Israel “la gente esta preocupada por el rebrote en las escuelas, por lo que en algunos municipios, que tienen la autonomía para decidir su sistema de enseñanza, se empezó a aplicar métodos alternativos, tres días de clase presencial y dos por la plataforma virtual Zoom”.

Para Reubén, el problema radica en que “hay padres que trabajan todo el día y no tienen con quien dejar a sus chicos mas pequeños, por lo que no pueden organizar sus horarios, mientras que tampoco estan en condiciones de pedir modificaciones en sus horarios laborales por la crisis de desempleo que causó el propio coronavirus”

En tanto, algunos docentes están preocupados por el rebrote que hubo en las escuelas a partir de volver a las clases presenciales todos los días, pero hay otros que no quieren volver al sistema “10-4” porque viendo los porcentajes era esperable que aumentaran los contagios, aunque consideran que no son de magnitud para que haya restricciones.

Por su parte la subsecretaria de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa del gobierno porteño, Lucía Feced Abal, afirmó hoy que el “modelo israeli” de vuelta a clases “es el que más se adapta a las pautas que sugieren los epidemiólogos en la ciudad” y que “los chicos que están terminando su nivel de enseñanza “tendrán la prioridad para el regreso a las aulas”.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *