Kudelka está extraviado en el dilema de “ser o no ser”.

Anoche después del partido perdido, el cuarto en los últimos cinco partidos, el técnico de Newells enfrentó la conferencia de prensa y sonó abatido, como superado por el mal momento que atraviesa el equipo,  una frase suya generó los más disímiles interrogantes: “Tenemos una mala y no sé si todos estamos preparados para sostener esto”, una confesión en voz alta que deja en claro que esta complicado el presente de la lepra.

Kudelka manifestó en otro tramo del contacto con los medios: “Es un momento difícil, de ser el mejor después no servís para nada. Hay que convivir con eso. Si hoy hubiésemos jugado con otro rival estaríamos hablando de un muy buen partido. Tampoco fue abrumador lo de River, pero la seguidilla de goles en tan corto tiempo por ahí te hace cambiar de opinión”.

Luego el entrenador reiteró que “es un momento difícil. Entramos en una etapa de impaciencia de todos y los resultados tal vez ayudan a eso. No puedo manejar a la gente y la entiendo”, la venal sinceridad habla por si sola.

Kudelka definió la derrota de su equipo en un párrafo: “Tuvimos un buen momento de partido a partir de una buena posesión y lo aprovechamos pero no pudimos sostenerlo. Ellos son un gran equipo y sabíamos que cualquier falla la podíamos pagar caro. Y así pasó”, reconoció con tristeza el técnico.

Para terminar el conductor del conjunto leproso expresó: “Si hubiésemos podido sostener el 2 a 0 hasta el final del primer tiempo hubiese sido de otra manera. Pero River ejerce una presión y tiene mucha paciencia técnica que tienen es importante. Suena a conformismo, pero sabíamos que se podía dar esta clase de partido”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *