La cantidad de plata que tendrían que invertir por mes los clubes de la Argentina para volver a los entrenamientos

La Asociación del Fútbol Argentino presentó un protocolo para la vuelta a los entrenamientos en los clubes. El proyecto se dividió en 3 partes y no tiene fechas precisas, ya que su implementación dependerá de lo que suceda con la pandemia y la cantidad de contagios que ocurran.

Se trata de un documento de 20 páginas que fue confeccionado por el Departamento Médico de la AFA, a partir del que fue elaborado por el fútbol español y el cual se aplica en LaLiga. El proyecto está dividido en  3 áreas: comportamiento en las prácticas, diagnósticos y seguimientos, y medidas para las instalaciones y los traslados.

Entre las medidas más interesantes de este protocolo y diferentes a los que hemos visto en otros países. Los equipos podrían volver a entrenarse en grupo y no de manera individual como en otros casos. Los médicos recomendaron 1,5  metros entre los jugadores y hasta grupos de 6 personas.

Pero el tema más importante es el que tiene que ver con los tests. Cada uno sale 500 pesos, y teniendo en cuenta que la recomendación dice que cada integrante del plantel se tendría que someter a 5 pruebas mensuales, con un grupo compuesto por mínimo 60 personas, y además sumando el pago de la gente necesaria para llevar a cabo el proceso, cada club debería invertir 750 mil pesos cada 30 días, según indica Clarín.

El gasto, dicho por la AFA, deberá ser asumido por cada institución. Si bien desde la dirigencia del fútbol argentino se aportará un subsidio de 200 mil dólares, que llegó desde la CONMEBOL para la detección de COVID-19, este iría para los equipos del ascenso.

Tal como mencionamos antes, los jugadores podrán comenzar a entrenar en hasta grupos de 6. Deberán respetar una distancia de al menos 1,5 metros, mantener una buena higiene, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, desinfectar el equipamiento deportivo que utilicen. Además: evitar darse la mano y cualquier otro contacto físico y estará prohibido compartir el mate.

En cuanto a los tests y los seguimientos de los síntomas o el virus, los clubes tendrán que hacer un seguimiento exhaustivo para advertir de síntomas, aislar a los afectados y contactar con los médicos. Se deberán incluir chequeos médicos diarios y realizar pruebas específicas del sistema respiratorio, cardiaco y músculo-esquelético, en función de la disponibilidad, la exposición al virus, la capacidad económica y el nivel de la competencia.

Las pruebas deberán ser públicas y sólo se harán previa validación científica y con las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Los jugadores que regresen a los entrenamientos deberán realizarse el primer test 72 horas antes de reanudar la actividad física para evitar falsos negativos. El segundo test se realizará antes de la primera sesión y luego, uno semanalmente. Después se harán pruebas siguiendo las pautas de higiene y las medidas de protección recomendadas.

Los jugadores que reciban un positivo no podrán participar de los entrenamientos ni de ninguna actividad futbolística y deberán seguir los pasos impuestos por las autoridades sanitarias. Es decir, solo los casos que den negativos podrán participar de los entrenamientos.

Por último,  los medios de transporte utilizados para asistir a los centros de entrenamiento deberán ser desinfectados, así como los lugares de concentración y todas sus instalaciones. Los clubes deberán trabajar con el mínimo de su personal para reducir el riesgo de contagio y se tendrán que aplicar las medidas de distanciamiento obligatorias.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *