La formula Fernández-Fernández superaría por cuatro puntos a Macri según encuestadora.

El anuncio de Cristina Fernández de Kirchner de ser vicepresidente por medio de un vídeo generó las más disimiles reacciones no solamente en el arco político sino también en la sociedad misma. La consultora política Federico González y Asociados realizó un análisis del impacto electoral de la formula Alberto Fernández y Cristina Kirchner dentro del mapa político argentino.

La encuestadora nos comparte las principales conclusiones del estudio:

En un escenario de elecciones PASO la fórmula integrada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner se posiciona primera con 28.5%, aventajando por algo más de 4 puntos al Presidente Mauricio Macri, cuya actual intención de voto (23.8%) no ha variado respecto de nuestro estudio anterior (24.1%)

Los candidatos de Alternativa Federal ocupan desde el tercer al quinto lugar. Sergio Massa continúa liderando ese espacio con 16.5%, seguido por Juan Manuel Urtubey (8,5%), quién por primera vez desplaza a Roberto Lavagna (6.9%).

Con independencia de encabezar la intención de voto, en términos de impacto electoral la fórmula “Fernández – Fernández” desciende 2.5 puntos respecto de un hipotético escenario contrafáctico donde la ex mandataria hubiera sido candidata a Presidente. En efecto, en tal caso, Cristina obtendría 30.3% (coincidente con nuestro estudio anterior)

En otro orden de análisis se exploraron los sentimientos espontáneos asociados al impacto de la noticia que, básicamente, abarcaron sorpresa, indiferencia, duda, esperanza, decepción y tristeza, conforme a los diferentes segmentos de votantes.

Por último, se relevó una serie imaginarios relativos a los motivos determinantes de la fórmula, así como a posibles derivaciones, tanto en a la carrera electoral en curso, como respecto al futuro ejercicio de la gestión presidencial, en caso de que aquella resultara electa.

Las respuestas obtenidas se corresponden plenamente con el patrón de la grieta ideológica. En efecto, tal como podría preverse, los votantes de Cambiemos tienen a calificar la decisión como un acto especulativo que esconde una intencionalidad oculta; abonan la suposición de que Cristina podría revocar su decisión a la espera de un operativo clamor y sospechan que asumiría un rol de injerencia mayúscula en el marco de un eventual gobierno de Alberto Fernández.

Inversamente, los votantes de la fórmula “Fernández – Fernández”, tienden a calificar a la decisión de Cristina como un acto de grandeza política en que se despojó de su interés personal en aras de contribuir a una causa colectiva y, además, entienden que, en caso de triunfar, actuaría conforme al rol institucional de una Vicepresidente; y, aunque podría tomar decisiones conjuntas con el mandatario, no pretendería asumir el rol de una presidente en la sombra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *