La Iglesia lleva al Papa su preocupación por el momento social de la Argentina.

Los obispos realizarán entre el lunes y el 18 de mayo la tradicional visita ‘ad limina’. “Vamos a rendir cuentas de cómo funcionan nuestras áreas pastorales”, dijo monseñor Oscar Ojea.

Los obispos argentinos visitarán el Vaticano para llevarle al papa Francisco un diagnóstico de la Iglesia en Argentina, así como también la “preocupación” sobre la situación social del país.

“Hace 10 años que no lo hacemos y es la primera vez con Francisco, así que hay mucha expectativa”, dijo días atrás el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea.

Establecida en el Código de Derecho Canónico, la visita denominada ‘ad limina apostolorum’ -una expresión latina que signica ‘los umbrales (de las basílicas) de los apóstoles (Pedro y Pablo)- es realizada por todos los obispos del mundo cada cinco años para dar cuenta del estado de sus diócesis.

La última visita de estas características del Episcopado argentino se realizó en el 2009 cuando el papa era Benedicto XVI.

Ahora, los obispos argentinos -agrupados por región en tres grandes grupos- peregrinarán a Roma llevando un detallado informe de la realidad pastoral de cada una de las diócesis del país, que previamente ya fueron enviados a los distintos dicasterios de la Santa Sede.

“Llevamos también un informe de lo que fue el debate sobre el aborto, la percepción que tenemos sobre esta nueva división fuerte que se ha creado, y también todo aquello que tiene que ver con nuestra preocupación social, los aspectos en los que hemos puesto el énfasis para saber si están en consonancia con el Santo Padre”, explicó monseñor Ojea.

Fuente: Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *