La legislatura porteña distinguió a la Fundación Hospitalaria donde separaron a bebés siameses.

El acto de reconocimiento fue en el Salón Auditorio de la Fundación, donde estuvieron presentes parte de los profesionales médicos, así como también los bebés Gianluca y Santino Figueroa, junto a su mamá y papá.

La Legislatura porteña distinguió a la Fundación Hospitalaria, el centro asistencial infantil del barrio de Saavedra en el que un equipo de 44 profesionales separó a bebés siameses unidos por los aparatos digestivo y urogenital, en lo que se consideró una operación “sin precedentes”.

Los siameses, nacidos el 20 de septiembre de 2018, fueron separados en una operación que duró nueve horas el 22 de junio último.

Pablo Marantz, director médico de la Fundación, agradeció la distinción de la Legislatura y resaltó que “la cirugía hizo que mucha gente los descubriera, aunque ese resultado fue solo el fruto del trabajo y esfuerzo cotidiano de todos”.

“Lo que se vivió en junio no fue casualidad, sino una suma de responsabilidades y compromisos asumidos por todo el personal de la institución”, coincidió por su parte la diputada Paola Michielotto, autora de la iniciativa junto a Daniel Del Sol.

Por último, la madre de los niños expresó que estará “agradecida toda la vida” con la fundación, porque la “atendieron y cuidaron a los bebés como si fuesen sus hijos”.

Antes de la cirugía, los médicos confeccionaron dos muñecos especiales que imitaban las condiciones a las se enfrentarían durante la operación.

Los siameses habían nacido unidos por la pelvis, y el procedimiento contó con la ayuda de una clínica especializada de Barcelona, que recomendó la internación de la madre y la inducción del parto en septiembre de 2018.

El equipo de cirugía pediátrica de la Fundación Hospitalaria estuvo coordinado por Carolina Millán.

Fuente: Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *