La mitad de los menores de 18 años víctimas de violencia familiar cohabitan con sus agresores.

Ocho de cada diez niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia familiar tienen un vínculo filial con la persona denunciada y en la mitad de los casos incluso cohabitan con el agresor, según datos estadísticos de 2018 difundidos hoy por la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) que depende de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La OVD divulgó esos datos por conmemorarse hoy el Día Mundial para la Prevención del Abuso contra los Niños, instituido en el año 2000 por la Women’s World Summit Foundation (WWSF), organización con sede en Ginebra, Suiza, en la víspera del Día Universal del Niño por la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño en 1989.

La OVD que encabeza la vicepresidenta del máximo Tribunal, Elena Highton de Nolasco, constató que el año pasado el 32% de las personas evaluadas se ubicaban en la franja de edad que va de los 0 a los 17 años.

Entre los 4.828 niños, niñas y adolescentes afectados, el 35% es menor de cinco años, mientras que el 32% tiene entre 6 y 10 años; un 20% entre 11 y 14; y un 13% son adolescentes de entre 15 y 17 años.

De acuerdo con las estadísticas, en el 94% de los casos los menores de 18 años víctimas de violencia familiar padecen violencia de tipo psicológica, en tanto un 50% sufre violencia física.

La violencia sexual alcanza al 10% del total de menores de 18 años evaluados por la OVD, lo que representó en 2018 un total de 504 casos, de los cuales el 81% corresponde a niñas y adolescentes mujeres.

En tanto, entre los y las afectadas por violencia de tipo simbólica, el 65% son de género femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *